viernes , mayo 20 2022
Noticias Destacadas
Inicio / Archivo / Omar Catarí: el Boxeo fue un don que Dios me dio
Omar Catarí: el Boxeo fue un don que Dios me dio

Omar Catarí: el Boxeo fue un don que Dios me dio

omar-catari

Foto: Abraham Morles

Omar Catarí Peraza, nació en la población de Rio Claro, estado Lara, un 25 de abril de 1.964, de familia humilde, es hijo de Aura Rosa de Catarí y Juan Bautista Catarí, es el octavo de 10 hermanos y desde muy pequeño se fue a vivir en Barquisimeto.

Está felizmente casado desde hace 29 años con Isabel Amparo Medina, tiene tres hijos, ellos son  Deybis Enrique (23), Sebastián Enrique (14) y Paola Valentina (12), estudian y practican la esgrima

 SUS INICIOS EN EL BOXEO

Empezó a boxear en el año 1976, tenía apenas 11 años de edad, y su hermano mayor Oscar Rafael Catarí al ver que Omar, junto a otro hermano se la pasaban peleando en la calle, decidió llevarlos al gimnasio del estadio “Chino” Canónico, allí conoció al entrenador Naudy Medina, a quién llamaban cariñosamente como “el Pinche”.

“A Dios le agradezco haberme dado la dicha de tener a este gran entrenador que fue como un padre para mí, que me preparó y me aconsejó muy bien, Medina estuvo en la Selección Nacional durante 10 años como preparador físico y terapeuta, murió en 2009”, expresó.

ANTES DEL BOXEO PRACTICÓ OTROS DEPORTES PERO SIN ÉXITO

El púgil intentó en otras disciplinas deportivas, pero fue en el boxeo donde tuvo una carrera deportiva llena de éxitos: “Dios me tenía algo preparado, porque intenté jugar béisbol y fútbol, pero en esos dos deportes era muy malo, fue en el ring donde logré destacarme”.

¿TUVISTE UNA CARRERA BOXÍSTICA PROLONGADA?

En realidad, fue una carrera muy larga, me anduve en los pesos mini mosca, mosca, gallo y pluma, hice 176 peleas, gané 150 y perdí 26. Fui 4 veces campeón nacional: Ciudad Bolívar, Coro, Aragua y Nueva Esparta, respectivamente.

COMPROMISOS INTERNACIONALES

Su primera participación internacional fue en la Copa Marcos en Manila, Filipinas en 1981. Ese mismo año, en el Mundial Juvenil de Australia, logró la medalla de bronce; en los Juegos Centroamericanos y del Caribe en República Dominicana y en los Juegos Bolivarianos Barquisimeto, ganó medalla de plata y no disputó la de oro por una fractura que sufrió en la clavícula derecha.

En 1982 compitió en peso gallo en el Mundial de Turín Italia, donde obtuvo la medalla de plata. En Estados Unidos participó en un intercambio ganando una refriega y perdiendo otra.

BATALLA DE CARABOBO

En el torneo Internacional Batalla de Carabobo, venció al cubano Juan Bautista Hernández, el mismo boxeador que le ganó la medalla de oro al venezolano Bernardo Piñango en los Juegos Olímpicos de Moscú 1980.

OTRAS PELEAS IMPORTANTES

“Si, en la Copa ‘Simón Bolívar’ gané medalla de plata, esta vez en el peso pluma. Fui a una gira por Europa. En Checoslovaquia obtuve medalla de oro al vencer al cubano Jesús Sollet, en Alemania alcancé el bronce, en Rumanía perdí en el primer combate, en Guayaquil gané el oro al dominar al colombiano César Espinola. En los Juegos Panamericanos de Caracas en 1983, perdí ante el cubano Adolfo Orta, después de haberle ganado a Edward Holland, de Barbados. Al finalizar los Panamericanos de Caracas, ese mismo año, fuimos a Roma donde me enfrenté otra vez al cubano Jesús Solett, quien se alzó con el triunfo en ese combate”.

 LOS ÁNGELES 1984

Omar Catarí Peraza, fue uno de los tres criollos en subir al podio en 1984. Luego de 22 años recuerda como si fuese ayer, los momentos que lo llevaron a la gloria: «Los Ángeles fue una tremenda experiencia, tuvimos una buena preparación en Europa y esa fue la clave en los resultados», dijo el larense.

Ahí mostró al mundo su agilidad y fuerza sobre el cuadrilátero: «tuve cuatro peleas muy fuertes, la primera victoria fue ante el argelino Azzedine Said, luego le gané al japonés Satoru Higashi, después derroté a Park Hyung-Ok Park de Corea del Sur y aseguré la medalla de Bronce, el cuarto combate fue con Meldrick Taylor de EEUU, con el que perdí la medalla de plata. Taylor, al final resultó ganador de la medalla de oro Olímpica y en el profesional fue campeón mundial, sin dudas, un gran peleador (…) La presea de bronce alcanzada en las olimpiadas ha sido muy importante para mí, recibir una premiación en nombre de todo el país en esa competencia es un orgullo. Todos los días doy gracias a Dios por esa dicha que me dio”.

Finalizado los JJOO, al larense le presentaron unas ofertas muy tentativas para incursionar en el boxeo profesional, pero prefirió seguir como aficionado.

SU ACTUACIÓN EN SEUL 1988

En los Juegos Olímpicos de Seul 1988, Catarí logró el noveno lugar al vencer a Moussa Kagambega, de Burkina Faso por KO en el primer asalto, en el segundo combate perdió por la misma vía en el primer round con el marroquí Abdelhak Achik , por KO.

Los otros boxeadores venezolanos que compitieron en esa misma cita fueron David Grimán, Marcelino Bolívar, José García, Abrahám Torres y José Luis Pérez.

SALTO AL PROFESIONAL

Catarí saltó al profesional en 1989, precisamente un 27 de febrero, “justo cuando ocurrió el Caracazo, fui a Caracas a buscar el pase para el boxeo profesional y me encontré con un desastre”.

Debutó el 22 de abril del 89, derrotando a William Cróquer por KO en el tercer round, después le ganó a Marcos Guevara y a César Rojas, hasta que el 29 de julio de ese año, perdió el invicto con el mismo Marcos Guevara, al que había derrotado el año anterior, en una decisión a 10 asaltos.

En la pelea siguiente en la disputa del título mundial súper pluma de la AMB en Inglewood, EEUU, perdió por decisión en 12 asaltos con Genaro Hernández, y el último combate lo hizo en México donde perdió por la vía del KO en el sexto round con el experimentado Jorge Ramírez.

 EL RETIRO

Luego de pelear por el título mundial con Genaro Hernández y Jorge Ramirez, Omar decidió que era hora de retirarse, “creo que me retiré a tiempo, todos los días agradezco a Dios por la bendición que me dio, de sobresalir en este deporte”.

 ¿A QUÉ SE DEDICA ACTUALMENTE OMAR CATARÍ?

“Sigo en el mundo del boxeo como entrenador del Club de Boxeo de la Policía del estado Lara, en el gimnasio de la Av. Corpahuaico que lleva mi nombre, pertenezco al cuerpo técnico de la Selección Nacional de Venezuela, específicamente con el femenino y doy entrenamiento en un gimnasio privado”.

EL EVANGELIO ES SU FORMA DE VIDA

Desde hace 7 años, el larense se vinculó a esta religión y desde entonces lleva una vida plena: “antes creía que vivía, pero estaba muerto espiritualmente, hay que creer en Dios, sin él no somos nada”, expresó.

Por último, aconsejó a los muchachos que se inician en el deporte, a ser responsable con los estudios, a tener disciplina y a que crean en Dios porque “todo esto es terrenal, estamos aquí de pasada, vinimos a este mundo a cumplir una misión.

ROBERTO CHACÓN

Acerca de editorweb

Deja un Comentario

Tu dirección de email no será publicada. Required fields are marked *

*

A %d blogueros les gusta esto: