viernes , mayo 7 2021
Noticias Destacadas
Inicio / Archivo / 1.035 núcleos familiares recibieron títulos de tierras y viviendas nuevas

1.035 núcleos familiares recibieron títulos de tierras y viviendas nuevas

Foto referencial

Foto referencial

Érika Martínez no extraña nada de su antiguo lugar de «habitación», una casa tipo rancho del sector Las Turas, situado en el kilómetro 87 de la vía Barquisimeto-Siquisique, en el municipio Urdaneta.

Muy cerca de ese lugar en el que habitaba, este jueves, recibió las llaves de una vivienda digna, cómoda, segura y que le permitirá mejorar la calidad de vida de su familia, conformada por su esposo George Timaure y sus tres hijos, un niño y dos niñas.

La familia Timaure Martínez es una de los 1.035 núcleos familiares que recibió este jueves títulos de tierras (1.000) y viviendas nuevas (35) en este sector rural larense, como parte de los esfuerzos de Gran Misión Vivienda Venezuela (GMVV).

«Lo más difícil de vivir en un rancho es la incomodidad, el hacinamiento, prácticamente vivíamos cinco personas, mi esposo y tres hijos, en una sola pieza de aquel rancho», relató Érika Martínez, quien desde este jueves habitará en su casa de 72 metros cuadrados de tres habitaciones, dos baños, sala, comedor, cocina, lavadero y patio.

«Con nuestra casa hemos ganado comodidad, seguridad y un gran bienestar para construir nuestro futuro», resaltó.

CASA CON CORAZÓN SANO

Esta casa se construyó con el  esfuerzo, perseverancia y mística de esta familia larense.

«No sabía del todo hacer trabajos de construcción, pero con mi casa aprendí y bastante», aseveró George Timaure, que participó activamente junto con su esposa en la edificación de esta casa, que se erigió a través del sistema de autoconstrucción de la GMVV,  con el apoyo del Frente Francisco de Miranda.

Érika Martínez y su esposo, destacaron que gracias al apoyo de la Revolución Bolivariana, no solo cuentan con una vivienda digna,  sino que han podido obtener atención en materia de salud para su hija.

«Mi hija más pequeña, Georgina, de 8 años de edad, nació con un problema de cardiopatía congénita. En aquella época vivíamos en el ranchito. Fue una época muy difícil, no encontrábamos qué hacer, pensábamos que nuestra niña se nos iba», recordó.

Sin embargo, destacó que la niña pudo ser operada hace 7 años en el Hospital Cardiológico Infantil de Caracas, por lo que en la actualidad goza de buena salud y podrá disfrutar de la casa junto a sus padres y hermanos.

Con información de AVN

Acerca de editorweb

Deja un Comentario

Tu dirección de email no será publicada. Required fields are marked *

*

A %d blogueros les gusta esto: