lunes , julio 26 2021
Noticias Destacadas
Inicio / Archivo / Para la Agricultura Urbana: Ocho fertilizantes ecológicos
Para la Agricultura Urbana: Ocho fertilizantes ecológicos
Material for compost on farmer hand

Para la Agricultura Urbana: Ocho fertilizantes ecológicos

La tierra, base de la cadena alimenticia, cuenta con nutrientes indispensables para la salud de las plantas y, por consiguiente, del medio ambiente. A través de la vitalidad del agua y la presencia de algunos animales e insectos, la tierra recibe sustancias que fortalecen el ciclo de la vida. Sin embargo, ante el consumo imparable de los recursos de la naturaleza, la biodiversidad ha ido perdiendo terreno, y en consecuencia el suelo ha perdido estas propiedades orgánicas, como el oxígeno en las raíces.

Dado que el abono químico deteriora al sistema, destruyendo a los microorganismos indispensables, es prudente hacer uso de abonos orgánicos, continuando con el ciclo de la materia, respetando al ambiente e incentivando la proliferación de aquellos nutrientes necesarios. Además es un método ideal para retener los niveles de humedad para el perfecto sustento tanto de las plantas como de la tierra, requiriendo un menor gasto energético.

Ideas para fertilizantes caseros

–       RESTOS (BORRA) DE CAFÉ PARA PLANTAS ACIDÓFILAS

Después de disfrutar de una taza de café no tire los posos, pues son capaces de añadir una buena cantidad de nitrógeno a su suelo. Contrariamente a la creencia popular, los granos de café usados no son ácidos y pueden actuar como un sustituto seguro para el abono rico en nitrógeno de su pila de compost. Se pueden mezclar en el suelo o ser extendidos sobre su superficie.

–       ESTIÉRCOL

Hay pocos fertilizantes orgánicos tan buenos para enriquecer el suelo de su jardín como el sencillo y viejo estiércol descompuesto. Se pueden comprar bolsas de estiércol en la mayoría de los centros de jardinería o, si usted tiene gallinas, o conejos, también puede utilizar sus excrementos. Los excrementos de conejo tienen el más alto contenido de nitrógeno y se pueden añadir directamente al suelo, pero los excrementos de otros animales deberían ser compostados antes de su uso.

–       CONCHAS DE PLÁTANO

Comer plátano nos ayuda a reponer el potasio perdido, pero resulta que las plantas también lo necesitan. Así que cuando terminen de comer esta deliciosa fruta, simplemente lancen las pieles en un hoyo sobre su plantación, o entiérrenlas bajo el mantillo para que sirvan de fertilizante orgánico natural. Esto les permitirá obtener floraciones más grandes entre otros beneficios.

–       CÁSCARAS DE HUEVO

Las cáscaras de huevo son una ayuda multiusos en el jardín, ya que actúan tanto como fertilizante, como de repelente de plagas. Añadan cáscaras de huevo trituradas en el fondo de los hoyos de sus plantaciones, sobre todo cuando sean tomates, pimientos y berenjenas. También pueden secarlas y convertirlas en un polvo fino, para extenderlo por toda la base de las plantas. Las cáscaras de huevo son un 93% carbonato de calcio, un mineral indispensable para preparar el suelo.

–       ORINA HUMANA

Suena repugnante, pero la orina se considera estéril si el cuerpo del que procede es saludable. La urea posee un alto contenido en nitrógeno y contiene más fósforo y potasio que muchos de los fertilizantes que compramos en la tienda. Si comer los tomates de tamaño familiar que han sido fertilizados con orina le pone los “pelos de punta”, pruébela en la pila de compost. Disuelvala en agua para usarla como fertilizante orgánico. Una buena proporción de orina en el agua sería de 1:8.

–       VINAGRE

El ácido acético presente en el vinagre funciona muy bien para las plantas que requieran de un suelo ácido y se puede utilizar para sustituir los fertilizantes en plantas de interior. Combine 1 cucharada de vinagre blanco con 1 galón de agua y riegue sus plantas con la mezcla. Repita cada tres meses.

–       HUMUS DE LOMBRIZ

Posiblemente el mejor fertilizante de todos los que he nombrado. Cuando las lombrices de tierra se alimentan, la materia orgánica pasa a través de sus cuerpos y se excreta en forma de bolitas oscuras granuladas. Puede ver estos pequeños montones de en la tierra de su jardín. Una lombriz de tierra es capaz de producir diariamente su peso en humus, que es un fertilizante maravilloso y rico en nutrientes que de otro modo no estarían disponibles para las plantas. Los fertilizantes nitrogenados sintéticos pueden repeler a las lombrices, por lo que no es aconsejable usarlos.

–       ASERRÍN

Por ser ricas en fósforo, las cenizas de madera estimularán la maduración de las flores y los frutos, haciendo que éstos últimos sean más dulces y aromáticos. Al mismo tiempo, te ayudarán a combatir las plagas. Sin embargo, también aumentarán el pH del suelo, motivo por el cual se desaconseja su aplicación en especies acidófilas.

Ten la precaución de utilizar maderas que no tengan contaminantes ni metales pesados.

Diluye las cenizas en agua filtrada, sin cloro, y úsalas en el riego.

También puedes esparcir una capa de cenizas a dos o tres centímetros de distancia del tallo y enterrarlas.

Acerca de editorweb

Deja un Comentario

Tu dirección de email no será publicada. Required fields are marked *

*

Síguenos en:

A %d blogueros les gusta esto: