lunes , agosto 2 2021
Noticias Destacadas
Inicio / Archivo / El asesinato de Robert Serra: Terrorismo paramilitar
El asesinato de Robert Serra: Terrorismo paramilitar

El asesinato de Robert Serra: Terrorismo paramilitar

 

Dos años han pasado desde el brutal asesinado de Robert Serra y su compañera María Herrera en Caracas. Serra era diputado de la Asamblea Nacional de Venezuela por el circuito 2 del Distrito Capital. El joven dirigente reconocido por primera vez en televisión en el año 2007 en el marco de las protestas contra la no renovación de la concesión al canal RCTV donde pronuncia un agitado discurso de 14 minutos que pone a la vista de todos, sus dotes de gran orador hecho que lo catapultó a lo más alto de la política nacional.

A principios del año 2014, se abre un importante debate en el país sobre la movilización de cuerpo armados ilegales provenientes de Colombia. Las células paramilitares armadas y financiadas en el vecino país por parte del empresariado ahora operaban en Venezuela en favor de intereses de poderosos grupos económicos.

PARAMILITARES DESENMASCARADOS

En una serie de videos difundidos por el ex Ministro de Interior Justicia y Paz Miguel Rodríguez Torres y secundado por medios de comunicación social del Gobierno Bolivariano, el dirigente de la organización de extrema derecha JAVU, Lorent Saleh afirmaba que tenía planes para perpetrar actos de violencia en territorio venezolano a través de un grupo de terroristas denominado la “élite”.

GRUPO PARAMILITAR DE LORENT SALEH:

-Se reunía con células extremistas del ejército de Colombia en Bucaramanga.

-Se mantenían en contacto permanente con el senador del parlamento colombiano y expresidente Álvaro Uribe Vélez.

– Sostenían relaciones directas con políticos venezolanos reconocidos como, Antonio Ledezma.

-Tenían en posesión de armas de grueso calibre como fusiles R15 y  granadas.

OBJETIVOS:

-Asesinato selectivo de dirigentes de base, sobre todo de colectivos.

-Asesinato selectivo de funcionarios y miembros del gobierno de categoría “media”. Los cuales, afirma Saleh, ya estaban identificados para “ser bajados”.

Días posteriores a la publicación del video, el joven diputado a la Asamblea Nacional por el Partido Socialista Unido de Venezuela, (PSUV) Robert Serra encabezó diferentes denuncias contra todo el entorno que rodeaba al terrorista y dirigente opositor Saleh, sacando a la luz los nombres de importantes dirigentes de la oposición venezolana y también de sectores económicos de la burguesía criolla que estaban implicados en los planes que adelantaba el terrorista en el audiovisual, entre ellos destacan Antonio Ledezma, María Corina Machado y varios empresarios de Fedecámaras.

En una entrevista (última antes de ser asesinado) concedida a la multiestatal TeleSur, Serra afirmaba “yo decía que este muchacho -en referencia al terrorista Saleh- en ese video puede generar una reacción violenta de quienes son sus copartícipes, pueden volverse más radicales”. No se equivocó el joven diputado del PSUV en sus juicios.

EL ASESINATO

En el transcurso de la mañana del día 1 de octubre de ese año 2014, el entonces Ministro del Interior, Justicia y Paz Miguel Rodríguez Torres confirmó al país que había sido encontrado sin signos vitales el cuerpo del diputado Serra y de su acompañante María Herrera, quienes además poseían signos de golpes y heridas letales causadas por armas blancas.

Las reacciones no se hicieron esperar. El Presidente de la República, Nicolás Maduro manifestó su profunda tristeza por la pérdida de este joven talento del gobierno: “Dolor inmenso nos invade con el asesinato de Robert Serra, líder bolivariano y chavista, que dios te eleve a su gloria. Seguiremos con tu ejemplo, leales y firmes por el camino de la Revolución que defendiste siempre con pasión”, publicó en su cuenta en la red social tuiter.

“Murió un hijo de la Patria. Vamos a encontrar a los culpables, tendremos justicia, que el pueblo venezolano esté seguro”, afirmaba el entonces presidente del Parlamento, diputado Diosdado Cabello.

Todos los miembros del gobierno y el pueblo amante de la paz, lamentaron aquel crimen tan atroz y también tan poco común en Venezuela. Aunque para el momento no se conocía oficialmente quienes eran los asesinos, todo indicaba que se trataba de un hecho premeditado, planificado desde el exterior y se intuían quienes estaban detrás del asesinato de la pareja de jóvenes ocurrido en la residencia del diputado ubicada en La Pastora, Caracas.

LOS CULPABLES

Al momento de darse a conocer el asesinato del diputado del PSUV Robert Serra, la Fiscal General de la República Luisa Ortega Díaz anunció la designación del subdirector de delitos comunes y la fiscal 36 nacional, Juan Tabares y Johana Peña respectivamente, para investigar el crimen.

En un video presentado al país por el Presidente Maduro, captado por las cámaras de seguridad de la residencia del diputado, se observa el momento en que los asesinos penetran en la vivienda de Serra y minutos después la abandonan.

El material de corta duración sirvió para identificar a varios de los criminales y capturarlos. Uno de ellos, era jefe de escolta del diputado, de apellidos Torres Camacho, alias “El Poli” quien durante los interrogatorios de los cuerpos de seguridad, confesó el crimen y dio detalles.

Torres Camacho relató que alias “Colombia” y alias “Tintín” subieron las escaleras y “es cuando neutralizan a Robert”, a quien amordazaron y es “Tintín” quien lo hiere de muerte con un punzón. Al tiempo que eso ocurría, Torres veía al “Colombia” lanzarse sobre María Herrera, la compañera de Serra.

Aseguró que en el delito participaron ocho personas, de las cuales seis entraron a la residencia y otras dos esperaron afuera en dos vehículos. Además indicó que el asesinato se estaba preparando con varios meses de antelación. Similar testimonio rindieron los otros autores materiales del crimen.

DOS AÑOS DESPUÉS

Durante las actividades correspondientes al homenaje realizado a Robert Serra el pasado sábado 1 de octubre en Caracas, a dos años de su asesinato, el presidente de la República hizo una declaración que llenó de incertidumbres a quienes acompañaban el acto en el Palacio de Miraflores. Nicolás Maduro aseguró en cadena nacional de radio y televisión que “había cómplices dentro del gobierno quienes participaron en el plan de asesinato de Robert Serra y María Herrera, algún día voy a decir todo sobre los traidores”.

“Hubo gente del gobierno que pretendió convencerme a mí, en las primeras horas del asesinato de Robert, que lo habían asesinado por otras causas, pretendieron decírmelo a mí, cuando yo sabía que a Robert lo estaba persiguiendo el fascismo”, “Yo mismo saque la foto de uno de los asesinos intelectuales (…) quien responde al nombre de Julio Vélez, mano derecha de Álvaro Uribe Vélez”, al mismo tiempo el primer mandatario aseguró que Julio Vélez fue capturado “y pagará ante la justicia venezolana”.

Este hecho terrible deja en evidencia que los sectores poderosos de la burguesía criolla, no se detienen ante cualquier crimen a la hora de proteger sus intereses. Robert Serra, el diputado más joven en la historia republicana de Venezuela pagó el precio del odio y la venganza de las clases dominantes.

ALEJANDRO GIL – PASANTE UFT

Acerca de editorweb

Deja un Comentario

Tu dirección de email no será publicada. Required fields are marked *

*

Síguenos en:

A %d blogueros les gusta esto: