jueves , abril 15 2021
Noticias Destacadas
Inicio / Archivo / Crisis en Hospital Central de Barquisimeto preocupa a pacientes y sus familiares

Crisis en Hospital Central de Barquisimeto preocupa a pacientes y sus familiares

FOTO: Abraham Morles

Las instalaciones físicas del Hospital Central Universitario Antonio María Pineda, en Barquisimeto, han venido deteriorándose con el pasar del tiempo, no sólo por el uso, también por desatención de autoridades encargadas de su administración. Al menos así afirman trabajadores de este recinto.

Pacientes del área de Emergencia, denuncian ausencia de medicamentos y otros implementos como vendas, inyectadoras, guantes, que no son -en la inmensa mayoría de los casos- suministrados en las instalaciones del hospital, por lo que deben adquirirlos a precios especulativos en los alrededores del mismo, con los llamados “bachaqueros”.

“Mi hermano sufrió un ACV anoche y yo amanecí aquí. Estoy muy asustada por su salud, pero más que todo por lo difícil que está conseguir lo que nos piden. Ahorita llamaron a ver si nos lo consiguen, pero seguro tendremos que buscarlo con los vendedores de afuera”, declaró una familiar de un paciente en las afueras del área de Emergencia, y quien prefirió no dar su nombre.

Gisela Prado, estudiante de Medicina y quien laboró hasta hace dos meses en el Hospital, asegura que “se encuentra en unas condiciones infrahumanas. La sala de partos y emergencia obstétrica son los servicios más concurridos, allí se le solicita a las pacientes los guantes para hacer los tactos. Si ingresan se les solicita todo el instrumental a usar, ya sea para cesárea o partos. Se les solicita guantes, solución fisiológica, suturas, compresas, sondas de aspiración para los recién nacidos. No hay antibióticos para para cubrir las infecciones que puedan presentarse en el parto”, aseguró Prado.

Un médico del área de Emergencia para adultos, quien tampoco quiso identificarse, contó que “hasta las condiciones higiénicas están mal, a los pacientes debemos colocarlos en la sala, a la espera de los implementos para el examen físico y el posterior diagnóstico”.

EL ABUSO DE LOS ESPECULADORES

Respecto al abuso de los revendedores, algunas personas a las afueras de la referida zona afirmaron que “los bachaqueros venden soluciones marcadas, que son del Ministerio y dice prohibida su venta. ¿Cómo llegan a sus manos? Ahí el asunto”.

Una estudiante de pregrado afirmó: “aquí -en el Hospital- no hay contraloría. Ahorita lo que hicieron fue cambiar los directivos”. Respecto a las donaciones que gestionó a través de la mesa de salud del estado la diputada (AN) Carmen Meléndez, y Corpolara, dijo: “ojalá no corran la misma suerte y no caigan en manos de los revendedores”, concluyó.

ALEJANDRO GIL – PASANTE UFT

 

Acerca de editorweb

Deja un Comentario

Tu dirección de email no será publicada. Required fields are marked *

*

A %d blogueros les gusta esto: