lunes , abril 19 2021
Noticias Destacadas
Inicio / Archivo / Nuevo vuelo del Plan Cóndor (I)

Nuevo vuelo del Plan Cóndor (I)

articulos-de-opinion

En 2015 se conmemoraron 40 años del Plan Cóndor, tristemente recordado como la coordinación regional de organismos de represión de los gobiernos dictatoriales, que bajo la tutela de los Estados Unidos, tenía como objetivo combatir al enemigo común: «la amenaza comunista». Las acciones conjuntas consistían en el intercambio de información y datos de inteligencia, prisiones clandestinas y centros de tortura, secuestros, ejecuciones sumarias, desapariciones forzosas, y violaciones atroces de Derechos Humanos en contra de todo aquel que fuera o pareciera un opositor político.

Fue en 1975 cuando se realizó en Chile una reunión de las autoridades militares de Argentina, Bolivia, Chile, Paraguay y Uruguay, que dio inicio formalmente a la articulación represiva. Sin embargo, es ampliamente conocido que este Plan tiene antecedentes años atrás, cuando en la Venezuela «democrática» del Pacto de Punto Fijo se comenzaron a ensayar las prácticas represivas que después serían masificadas en el cono sur.

La famosa Escuela de las Américas, creada en 1946, ligada al Departamento de Defensa de los Estados Unidos y con sede en Panamá, tenía como función la formación de militares y políticos latinoamericanos en técnicas de guerra y contrainsurgencia. En esa misma época nace la Doctrina de la Seguridad Nacional estadounidense como iniciativa para establecer acuerdos entre los países de América en materia de estructuras militares y de seguridad, vincular entre sí a los militares, y fortalecer las defensas contra el comunismo mundial. Posteriormente, en 1960 se convoca la Conferencia de los Ejércitos Americanos (CEA), que se constituyó como un espacio de intercambio de prácticas, percepciones y objetivos políticos entre los oficiales de la región.

Según documentos desclasificados, testimonios, e investigaciones, el referido Plan fue uno de los componentes de una estrategia más amplia dirigida por los Estados Unidos para detener y revertir las demandas de cambio social y político de las sociedades latinoamericanas.

La articulación fue tan impecablemente operacionalizada que un argentino podía ser detenido en Paraguay y ser interrogado por un militar chileno. Un agente de la CIA cubano operó desde Venezuela para estallar un avión cubano. Un chileno pudo ser asesinado con explosivos en los EEUU, y otro en Argentina. Torturados, presos, muertos y desaparecidos por la sola razón de pensar distinto. Todavía hoy algunas abuelas siguen buscando a sus nietos. Con alegría se reciben las noticias de algunas que los han encontrado.

En pleno siglo XXI parece impensable revivir historias tan desafortunadas, sin embargo, hoy en día se denuncia la pretensión de instalar un Nuevo Plan Cóndor en América Latina, pero esta vez contra los gobiernos progresistas y sus líderes. Los acontecimientos del último tiempo dan pista de esa afirmación.

KARLA DÍAZ MARTÍNEZ

Acerca de editorweb

Deja un Comentario

Tu dirección de email no será publicada. Required fields are marked *

*

A %d blogueros les gusta esto: