sábado , julio 31 2021
Noticias Destacadas
Inicio / Archivo / Vilma Guédez: “Para mí ser trabajadora del transporte es bello, porque lo sé vivir”
Vilma Guédez: “Para mí ser trabajadora del transporte es bello, porque lo sé vivir”

Vilma Guédez: “Para mí ser trabajadora del transporte es bello, porque lo sé vivir”

transportista-vila-guedez

Vilma Coromoto Guédez, mujer luchadora, revolucionaria, viuda que levantó a sus tres hijos como madre y padre; se inició hace 20 años como trabajadora del volante y a la fecha es presidenta de la cooperativa Vecinales Unidos y pertenece al sindicato Fuerza Popular Socialista del Taxi y Transporte de Venezuela (Fupsotradeven).

La mujer transportista inició en una compañía privada, siendo ella la única dama, a quien no la dejaban participar ya que para la sociedad era un problema. No aceptaban socias.

“Yo inicié como transportista porque para la fecha había quedado viuda. Tenía que buscar cómo sobrevivir, trabajé de vigilante en el Hospital Pastor Oropeza, pero luego comencé a trabajar como rapidito y así me quede”, dijo Guédez.

Para ese entonces, el vehículo que utilizaba era del esposo: “como quede viuda, eso fue la única fuente de trabajo que me dejó, y así comencé. Mi esposo trabaja en el transporte masivo, específicamente en la Ruta 13, y yo seguí con su legado”.

“HICE EL PAPEL DE MADRE Y PADRE”

La presidenta de la cooperativa Vecinales Unidos relató, que luego de la pérdida de su esposo, tuvo que hacer el papel de mamá y papá, ya que se encontró con la responsabilidad de tener una hija con tan solo 20 días de nacida, y dos hijos más: “yo tenía que trabajar, hacer el trabajo de casa, había oportunidades que yo llegaba y mis hijos ya están dormidos, ya que salía a las 5 de la mañana y llegaba a mi casa a las 10 de la noche. Ya papá no estaba, pero estaba mamá que los sacara adelante, cubriendo las necesidades”, manifestó con mucho orgullo la luchadora.

“Actualmente mis hijos son profesionales, gracias al transporte porque por medio de esta labor en la que me dedique, ellos salieron adelante”.

A su vez, conto que en el año 2002 se quemó el carro con el cual ella trabajaba, teniendo pérdida total: “pero no me di por vencida y continúe laborando”.

Guedez, pasó a ser presidente de la cooperativa Vecinales Unidos, que hoy cuenta con un aproximado de 156 trabajadores del volante: “Para mí ser trabajadora del transporte es bello, nosotras las mujeres tenemos más precaución”, relatando a su vez que en oportunidades existía mucha gente que esperaba al grupo de cinco mujeres transportistas, para poder montarse en el transporte: “hubo mucha gente en las que montaba y yo no les cobraba, sobre todo mujeres mayores”.

“YO FUI UNA QUE APROVECHE LAS MISIONES EDUCATIVAS”

Por último, la madre luchadora, contó que con la llegada del comandante Hugo Chávez, comenzó a realizar sus estudios: “yo fui una de las que aproveche las Misiones Educativas de la Revolución, me puse a estudiar en la Misión Rivas, saque mi bachillerato y luego en la Misión Sucre y ahorita soy Abogada de la República, y aun así continúo siendo transportista, la misma persona humanitaria que comenzó desde cero”.

“Nosotros los revolucionarios no solo esperamos que la revolución nos dé, nosotros también debemos contribuir, una manera de aporta es colaborando con nuestras ideas”, sustentó Guedez.

EDITHNORA DUN RODRIGUEZ

 

Acerca de editorweb

Deja un Comentario

Tu dirección de email no será publicada. Required fields are marked *

*

Síguenos en:

A %d blogueros les gusta esto: