domingo , septiembre 22 2019
Inicio / Archivo / JULIO CHAVEZ: La MUD en su laberinto

JULIO CHAVEZ: La MUD en su laberinto

 

articulos-de-opinion

Resulta verdaderamente asombroso, y el pueblo venezolano ha sido testigo de excepción, como la actual dirigencia opositora venezolana, agrupada en la mal llamada MUD, que traducida del inglés significa fango, lodo, charca; ha dilapidado el enorme capital político que representó en un primer momento, la mayoría circunstancial que lograron el 6 de diciembre en las elecciones parlamentarias para el periodo 2016-2021. De la misma manera en que lograron la victoria en el otrora principal espacio de poder y foro político por excelencia, la Asamblea Nacional, que arrancó con una popularidad del 78%, hoy en día, a diez meses del acto de instalación, la aceptación del pueblo venezolano, con muchas dificultades, llega a un 32%, convirtiéndose en un lúgubre y extravagante recinto de discusiones bizantinas que a nadie, absolutamente a nadie le interesa. Entonces pareciera muy cierto aquel dicho de que lo mal habido es mal tenido, lo robado no luce.

Esto demuestra de alguna manera, con toda la carga de crudeza, que esa victoria del 06 de diciembre lograda por la oposición sobre el diseño surrealista de una campaña sin rostro ni contenido ideológico, que hacia impresentable a sus candidatos, más temprano que tarde se extinguirá como aquellas fragancias de perfume barato, de poca esencia.

Pero no solamente la oposición perdió el espacio de poder que significa dirigir el órgano legislativo nacional, sino que perdieron toda capacidad de convocatoria, de liderazgo, desprestigiados y enfrentados para ver quien administra las jugosas donaciones provenientes del exterior y la ausencia de un programa alternativo al Proyecto Bolivariano, deja a la MUD en un verdadero laberinto.

Por una parte, producto del gigantesco fraude en que incurrió la MUD en la recolección del 1 % de la manifestación de voluntad, con 605.727 mil firmas irregulares, entre ellas 10.995 fallecidos que aparecen firmando, 9.333 correspondían a números de cédulas inexistentes, 3003 menores de edad, 1.335 personas inhabilitadas y otras tantas que suman 53.358 firmas fraudulentas que presentaron delitos contra el Registro Electoral, ahora la MUD tendrá que reparar las firmas correspondientes al 1 %, de acuerdo a sentencia de tribunales del país, lo cual pospone automáticamente el evento previsto para el 26, 27 y 28 de octubre de 2016, del 20 % de las firmas, aparte de dictar medidas cautelares a quienes son responsables del gigantesco fraude cometido en los diferentes estados del país.

En ese mismo contexto en el cual se alarga la posibilidad del referendo revocatorio hacia el 2do trimestre del año 2017, se debe agregar la posibilidad de las elecciones de gobernadores y alcaldes también en ese mismo año, para las cuales se harán las elecciones internas entre marzo y abril. Para completar este panorama, todos los partidos de la MUD están ilegales y la ley que rige la materia establece que deben iniciar campañas de recolección y presentación de firmas, para poder legalizarse y presentar candidatos.

Ante este complejo escenario, caben algunas interrogantes: ¿A qué dará prioridad la oposición venezolana? ¿Continuará con la intención de completar los pasos del referendo revocatorio para el segundo trimestre del 2017, sin ninguna posibilidad de sacar del poder al presidente Maduro? ¿Acaso no es una prioridad para la desconcertada oposición criolla legalizar los partidos para poder presentar candidatos? ¿Y en las elecciones primarias que se harán entre marzo y abril, tendrán arrestos para llegar a consensos y elegir sus mejores cuadros, para luego ir a elecciones de gobernadores y luego alcaldes? ¿Cómo será la correlación de fuerzas de la MUD, con alcaldes expulsados de AD, líderes que renuncian a partidos, dirigentes presos, las posiciones irracionales de partidos de extrema derecha como Voluntad Popular y Vente Venezuela, que solo creen en la violencia como arma para deponer al gobierno? ¿Qué papel jugara Henri Falcón y el preso domiciliario Manuel Rosales?

Seguramente, muchas de estas interrogantes son parte del debate interno que hoy desgarra a la MUD y creemos conveniente, desde la perspectiva del chavismo, que este es el momento de iniciar un poderoso contraataque que implique grandes movilizaciones de calle, desplegarse para activar la solidaridad internacional, un golpe de timón para profundizar en la construcción del poder popular, la necesidad de un estado fuerte que haga respetar las leyes y la constitución y el desarrollo de la nueva economía productiva que derrote el brutal ataque a la revolución bolivariana.

Se acercan tiempos de combate y definiciones y es una oportunidad única para terminar de derrotar a una desahuciada MUD, que en sus estertores de muerte, quiere llenar al país de sangre y violencia. ¿Acaso la MUD plantea ese escenario como la “SALIDA” de su laberinto?

 

Deja un Comentario

Tu dirección de email no será publicada. Required fields are marked *

*