lunes , septiembre 16 2019
Inicio / Archivo / JULIO CHAVEZ: 3 de noviembre es día de la Consciencia Chavista

JULIO CHAVEZ: 3 de noviembre es día de la Consciencia Chavista

articulos-de-opinion

A medida que se desarrollan los acontecimientos de esta última semana del mes de octubre en nuestro país y el mundo, se observa una agudización de las contradicciones y los riesgos de que la dirigencia opositora, al verse entrampada en un enorme laberinto, opten por terminar validando salidas generadoras de violencia. Igualmente, se acercan las elecciones presidenciales en los EE.UU. y con ellas los vientos de tempestad y sus coletazos para tratar de perturbar el clima político latinoamericano y seguir con sus planes de recolonización del continente, para restaurar la doctrina Monroe y su influencia en la región.

El sábado 22 de octubre, en rueda de prensa con medios nacionales e internacionales, el Vicepresidente del PSUV y diputado de la Asamblea Nacional, Diosdado Cabello denunció y explicó con detalles la existencia de la operación cóndor y el plan rocanrol, dirigido por el ala más radical de la extrema derecha venezolana, con la clara intencionalidad de seguir utilizando el Poder Legislativo para dar el golpe de estado parlamentario, como en efecto lo materializaron en Honduras, Paraguay y, recientemente, el impeachment en Brasil contra la presidencia Dilma Rousseff.

En este nuevo plan se establece la ruta para declarar la ruptura del hilo constitucional a través de  un golpe de estado parlamentario, que incluye además del juicio político al Presidente Maduro, su destitución por supuesto abandono de cargo, cosa que  nunca existió y por la  absurda acusación de la nacionalidad colombiana del Presidente Maduro, aun cuando esta situación se ha explicado y aclarado suficientemente, pero la orden es accionar desde el poder legislativo paro nacional, focos de violencia, muertes como la del funcionario de la Policía de Miranda, José Alejandro Molina Ramírez, quien fue asesinado por manifestantes de la oposición en la carretera panamericana, en la población de San Antonio de los Altos y acciones suicidas como la marcha convocada para el 3 de noviembre hacia Miraflores, tratando de reeditar los eventos de abril de 2002.

Hoy estamos en mejores condiciones que en el 2002 para enfrentar y derrotar el plan rocanrol y sus derivados. Hemos abortado y desmantelado los planes golpistas, estamos ganando la batalla contra el desabastecimiento inducido y el impulso a un modelo económico productivo y diversificado, que supere el colapsado modelo rentista comienza a concretarse. En este mismo sentido, se vislumbra en el mercado petrolero internacional una importante y sostenida recuperación de los precios del petróleo. La aprobación del presupuesto de la nación para el año 2017 por parte de la Sala Constitucional del TSJ, nos permite garantizar el funcionamiento del estado, con un 70% de este presupuesto destinado a inversión social. El poder judicial ha garantizado el respeto a la constitución y ha neutralizado los intentos del Poder Legislativo en violentar el estado social de derecho y de justicia, las victorias de la diplomacia de los pueblos y la exitosa política internacional de la revolución han acabado con los intentos de aplicar la carta democrática de la OEA y aislar a Venezuela en el concierto de naciones.

La poderosa e indisoluble unión cívico militar que hoy se fundamenta en los altos niveles de conciencia de nuestro pueblo y el carácter antiimperialista, Bolivariano y profundamente chavista de las FANB, complementan el análisis del por qué hoy estamos en inmejorables condiciones para seguir derrotando a los enemigos históricos de la Revolución Bolivariana.

Sólo si logramos entender que, finalmente, la confrontación histórica es ideológica entre el Monroísmo, como modelo de hegemonía unipolar y el Bolivarianismo como construcción colectiva del mundo pluripolar y alternativa de emancipación de los pueblos, podemos hacer la lectura correcta del momento político y acompañar a nuestro pueblo, con su carga de rebeldía a cuestas, para exigir a sus servidores públicos que debe prevalecer, por encima de cualquier circunstancia, el valor de la ética y la honestidad en el desempeño y el amor profundo por la patria.

Ese pueblo chavista, que apenas se mostró el domingo en la sesión extraordinaria convocada por la Junta Directiva de la Asamblea Nacional, para dar el golpe de estado, al irrumpir en el palacio legislativo y abortar el plan macabro de Ramos Allup y los pranes con ropaje de diputados contra los diputados del Bloque de la Patria, será el mismo pueblo consciente de su rol y en millones, que saldrá este 3 de noviembre a defender su gobierno, su revolución, su derecho a vivir en paz y a seguir por el camino de Chávez, porque ninguna revolución sobrevive si su pueblo no se insurrecciona para defenderla.

Deja un Comentario

Tu dirección de email no será publicada. Required fields are marked *

*