sábado , abril 10 2021
Noticias Destacadas
Inicio / Archivo / 4F: A 25 años de nuestro “Por ahora…”

4F: A 25 años de nuestro “Por ahora…”

Hace 25 años, un 4 de Febrero de 1992, cuando bien temprano con el alba se encendía la televisión, ya hacía rato se iba enterando más gente por llamadas de familiares, había una especie de inmensa alegría, era increíble saber que habían militares también con sueños y aspiraciones nobles, sentía que también en los cuarteles había pueblo, a pesar que mantenía hasta ese momento una especie de rabia en contra de algunos militares, producto de los desmanes cometidos el 27 de febrero del año 1989; claro, es que había tocado vivir bien de cerca como los cuerpos de seguridad del estado arremetieron de la forma más vil en contra de un pueblo que cansado de acaparamiento, especulación, hambre y miseria, decidió pegar un grito de libertad.

Los que tenían familiares cercanos se comunicaron y reunieron en familia y con algunas amistades, observando por televisión cada detalle, también como manifestación de apoyo a lo que estaba ocurriendo, se dejaba ver el Pabellón Nacional en varios balcones y ventanas de las casas, aquellas mismas que fueron destrozadas a tiros por mandato del gobernante de turno cuando el “Guarenazo y Caracazo”, había una especie de triunfo colectivo; para ese momento el pueblo estaba claro de la necesidad de cambios profundos en la política nacional, ya se estaba conspirando en las casas de cartón, doñas caballeros y jóvenes eran una sola voz, un solo sueño; unos dictaban las líneas y otros permitían guardar los afiches y plantillas con la cara del Che Guevara o con algún mensaje ñangara.
LAS RAZONES

Las razones o argumentos expresados por televisión para la sublevación militar eran las mismas que tenía el pueblo, esto era lo más parecido a lo que desde hace rato se soñaba en el barrio, cuando se dejaba escuchar algún tema de Alí Primera, la Chiche Manaure o “Los Guaraguaos” cuando en tiempos de estudiantes de liceo se salía a la calle a protestar y se hacía alguna pinta en las paredes o cuando sin ninguna línea política, ese pueblo salió cargado de conciencia a la calle el otro febrero del año 89 y le pegó un grito de libertad al Fondo Monetario Internacional.

El 4F, ellos, esa juventud militar expresó descontento por la gestión política y económica del ex Presidente Pérez; el descontento de los sectores medios y bajos de las Fuerzas Armadas por los hechos de corrupción verificados en los altos mandos militares, la subordinación de las Fuerzas Armadas a un liderazgo político que consideraban incapaz y corrupto; la utilización de las Fuerzas Armadas, en particular el Ejército y la Guardia Nacional, en la represión de los disturbios del 27 de febrero de 1989, entre otras.

De acuerdo con los jóvenes revolucionarios sublevados, basaron su acción en la interpretación del artículo 132 de la Constitución Nacional de 1961, según el cual se le otorga a las Fuerzas Armadas la potestad de la defensa nacional, la estabilidad de las instituciones democráticas y el respeto a la Constitución y a las leyes, el cual estaba según lo dicho por ellos siendo vulnerado por Carlos Andrés Pérez y su Gobierno.
HABLA EL COMANDANTE

Luego viene la aparición en televisión del Comandante Eterno Hugo Chávez Frías, para entonces Teniente Coronel del ejército donde expresa:

“Primero que nada quiero dar buenos días a todo el pueblo de Venezuela, y este mensaje bolivariano va dirigido a los valientes soldados que se encuentran en el Regimiento de Paracaidistas de Aragua y en la Brigada Blindada de Valencia. Compañeros: Lamentablemente, por ahora, los objetivos que nos planteamos no fueron logrados en la ciudad capital. Es decir, nosotros, acá en Caracas, no logramos controlar el poder. Ustedes lo hicieron muy bien por allá, pero ya es tiempo de reflexionar y vendrán nuevas situaciones y el país tiene que enrumbarse definitivamente hacia un destino mejor. Así que oigan mi palabra. Oigan al comandante Chávez, quien les lanza este mensaje para que, por favor, reflexionen y depongan las armas porque ya, en verdad, los objetivos que nos hemos trazado a nivel nacional es imposible que los logremos. Compañeros: Oigan este mensaje solidario. Les agradezco su lealtad, les agradezco su valentía, su desprendimiento, y yo, ante el país y ante ustedes, asumo la responsabilidad de este movimiento militar bolivariano. Muchas gracias.”

El hecho de no lograrse los objetivos al principio llenaron de rabia al pueblo pero a la vez abrieron las esperanzas con aquel “Por ahora” que llevó a la patria de Bolívar a continuar la lucha, invitaba a seguir adelante, indicaba que esto era solo el inicio, pero que este rumbo no lo paraban con su detención, el por ahora llego a cada venezolano consiente de los desmanes cometidos por la derecha, era necesario enfilarse juntos hacia un futuro mejor.

Se logra así, luego de distintos procesos que el pueblo venezolano, a través del voto le da un vuelco a la política venezolana, y eligen al Teniente Coronel Hugo Chávez como presidente de la Republica y aquí el resultado, aquí están las consecuencias de aquel 4 de Febrero de 1992: un pueblo unido avanzando hacia un futuro mejor, construyendo procesos, predicando hermandad, decretando unión de los pueblos, avanzando por el mundo de la mano de un gran líder llamado Hugo Chávez, convertido en millones y una espada de Bolívar avanzando por el mundo, una Suramérica Presente cargada de conciencia levantando la voz en aquellos escenarios que nos eran negados.

Hoy con nuevos liderazgos pero con la misma convicción el pueblo ha venido madurando cada vez más, creciendo en conciencia y levantando la cara ante las adversidades, hoy no está un Chávez, él se convirtió en millones y desde su trinchera eterna sigue dictando las líneas y Nicolás Maduro continuando el Legado.
Esta es la Venezuela del “Por Ahora” esta es la Venezuela del “Para Siempre”.

POR EDGAR CARMONA R.

 

Acerca de editorweb

Deja un Comentario

Tu dirección de email no será publicada. Required fields are marked *

*

A %d blogueros les gusta esto: