miércoles , abril 14 2021
Noticias Destacadas
Inicio / Archivo / NUESTRA CLASE Lara… entre tamunangue y debate

NUESTRA CLASE Lara… entre tamunangue y debate

 

Hoy, el gran debate en el pueblo larense es, entre pragmatismo y dialéctica, entre revolución o reformismo, entre clase obrera y neo burguesía. O hay revolución de verdad, con las masas, con poder popular, con la unidad revolucionaria, con un partido fuerte y consolidado, una Revolución con el pueblo organizado ejerciendo el Poder Popular y una democracia directa, o hacemos una revolución de papeles, de discursos, de desfiles, de grandes eventos, de mentiras, de reuniones a puerta cerrada, con los dueños de los medios de producción, de conciliación con el enemigo. En tal sentido, el debate es, o profundizamos la revolución o nos quedamos en el reformismo.

Si no se toma en serio la lucha contra la corrupción, contra el burocratismo, la ineficiencia, sino se construye un nuevo Estado Revolucionario donde el pueblo, los obreros, las obreras, los campesinos y las campesinas, la juventud y el estudiantado, si no transferimos poder real a la comunidad organizada, con recursos, con poder de decisión real, este proceso se convertirá en un ensayo más de los que hemos tenido en Latinoamérica y el mundo.

Sino corregimos un conjunto de vicios, de malformaciones del proceso (la corrupción y el burocratismo) que el presidente ha reconocido públicamente, estos vicios terminaran tragándose al proceso bolivariano. En todos los ámbitos de la vida pública de Lara, se están expandiendo estas prácticas, para nadie es un secreto que ha nacido una “Nueva Burguesía” la cual se ha aliado con los viejos grupos económicos, que son los que siguen teniendo el poder fundamental dentro de la economía regional.

El tiempo pasa, y las cosas cambian y pasan, pero lo que no pasa, ni cambia son las cosas en las que creemos, los principios revolucionarios, los valores y conductas de militante de izquierda no cambian, ni se negocian, ni se discuten.

El problema es que los tiempos pasan, y aquí en Lara mientras se construyen grandes monumentos estimulados por el gobierno regional, el pueblo sigue esperando la vivienda digna que no termina de llegar, a pesar del enorme esfuerzo del gobierno nacional.

Los tiempos pasan, pero aquí en nuestro pueblo el gobierno es ‘progresista’ organizando ‘grandes eventos’ con artistas internacionales a quienes se les paga en dólares, mientras que, a los artistas autóctonos, los artistas populares, los de la Ciudad Musical de Venezuela, nos secuestran los espacios como el “Teatro Juárez” y el Anfiteatro “Don Pio Alvarado”, íconos de la Cultura Popular.

Vivimos un momento de intensificación de la lucha de clases. Esta confrontación se manifiesta en la sociedad y en el seno del gobierno. Existen intereses de clases diversos y francamente contradictorios en las altas esferas del poder, esto es lo que explica las grandes incoherencias del proceso en algunos temas.

El proceso tiene un lenguaje de izquierda, pero la mayoría de los cuadros que dirigen el aparato del Estado y la toma de decisiones, aquí en Lara, están en la práctica totalmente divorciados de este pensamiento que sostiene el compañero presidente. Considero, y es obvio que estamos en presencia del mismo Estado Capitalista, con sus instituciones “maquilladas” con algunos cambios de nombres y de actores, pero en esencia sigue siendo el viejo Estado capitalista, con las mismas deformaciones, con los mismos vicios, con la misma ineficiencia, lentitud y burocratismo, a pesar del enorme esfuerzo hecho por el compañero presidente y por otros funcionarios del alto gobierno, algunos alcaldes, unos que otros parlamentarios, que creen de verdad en el Poder Popular y en la democracia directa.

En tal sentido los esfuerzos hechos por el pueblo para participar de manera directa y real en el proceso de toma de decisiones choca con esa muralla llamada Estado.

Y esto está comenzando a generar toda una “Resistencia” en las bases de la Revolución, la cual ha ido creciendo exponencialmente y seguro estoy de que generara procesos sumamente interesantes, y novedosos.

Es necesario tomarle la palabra al compañero presidente, apropiarnos de los instrumentos constitucionales que garantizan una base jurídica-política de la participación de las masas, e ir organizando y construyendo la Democracia Directa en todos los espacios donde tengamos alguna incidencia. Porque los derechos no se mendigan, se ejercen y punto.

Las fuerzas de clara postura entendemos el Poder Popular como la toma de decisiones transcendentales directamente por el pueblo, sin la intermediación de ningún tipo de estructura cupular. Y la Democracia Directa como el Poder del Pueblo. Y cuando hablamos del Poder lo hacemos en su acepción más integral (Poder económico-político-social). El Poder Popular es el camino a la Revolución Socialista y la Democracia Directa el instrumento mediante el cual el pueblo organizado produce la toma de decisiones.

Por ello sostenemos que marchar hacia el Socialismo pasa por la transferencia Real y Efectiva de los medios fundamentales de producción al pueblo.

¡Cuando un pueblo se sabe organizar, es un pueblo sabio y libre!

¡Con la ternura de los pueblos de nuestro lado, hemos jurado vencer… y Venceremos!

JOHAM CASTILLO 

Acerca de editorweb

Deja un Comentario

Tu dirección de email no será publicada. Required fields are marked *

*

A %d blogueros les gusta esto: