jueves , abril 22 2021
Noticias Destacadas
Inicio / Archivo / ¡CUIDADO CON LA ALIMENTACIÓN! La comida en la calle pone en riesgo tu salud

¡CUIDADO CON LA ALIMENTACIÓN! La comida en la calle pone en riesgo tu salud

 

La guerra económica con sus tentáculos ha elevado hasta la comida chatarra para castigar a sus seguidores FOTO CORTESÍA

En la dieta del larense se ha vuelto muy común comer en la calle, ya sea en restaurantes de lujo o populares, puestos de comida rápida en las avenidas y urbanizaciones principales de la ciudad, son la opción de quienes carecen de tiempo para preparar sus alimentos, o de hacer el mercado cotidiano.

La guerra económica con sus tentáculos ha elevado hasta la comida chatarra para castigar a sus seguidores. A ello se suma la especulación, pues cada quien determina el precio más conveniente.

En pleno centro de Barquisimeto, trabajadores de las instituciones públicas y comercios privados manifiestan que recorren cientos de puestos y restaurantes populares, buscando el precio más accesible, dejando a un lado los factores de calidad o de higiene de los sitios.

NO GARANTIZAN NUTRICIÓN

Daniel Campos, nutricionista dietista, especialista en nutrición reproductiva, deportiva, pediátrica, metabolismo, obesidad y en déficit por exceso, residente en la ciudad de Barquisimeto, señaló que comer en la calle ha pasado a ser una alternativa que simplifica la vida de los barquisimetanos.

Aseguró que detrás de estas acciones se comienza una desnutrición solapada, ya que los que se someten a este régimen alimenticio, no están garantizando el aporte nutricional que necesitan para cubrir los requerimientos diarios.

“Por lo general estos son alimentos altos en grasas, ya que utilizan aceites reusados, además de las condiciones de higiene que traen consecuencias, en este caso, los que eligen la opción de comer en la calle, están expuestos a bacterias, como el Helicobacter pylori”, explicó Campos.

Alertó que, si esta bacteria se deja alojar por mucho tiempo se pueden desarrollar patologías como el cáncer gástrico o colon irritable si a la dieta se le suma el estrés.

MEJOR COMER EN CASA

Cabe destacar que hoy en día una hamburguesa o perro caliente en un puesto de comida en la calle oscila entre 5.000 a 7.000 bolívares, en Barquisimeto.

Un vendedor, que no quiso ser identificado, aseveró que el precio de dichos productos tiene ese costo por que la distribuidora cada día hace aumentos inescrupulosos: “Hoy tiene un precio, mañana otro. El precio de la carne es sumamente caro y el queso queda solo comprar poco”.

En un restaurant de la zona Este, disfrutar de un pabellón criollo a la hora del almuerzo cuesta 7.800 bolívares, convirtiéndose en una opción lejana para los comensales larenses. Una empleada que prefirió no ser identificada detalló, que el precio de los granos es cada vez es menos accesible, ya que los distribuidores lo han puesto cuesta arriba: “Es necesario que se establezcan mecanismos de regulación, para esos usureros ya que esto afecta a los establecimientos y de ellos dependen muchas familias”, afirmó.

El Instituto Nacional de Nutrición ofrece a los barquisimetanos el restaurant ‘Venezuela Nutritiva’, proyecto Socio productivo de autogestión, el cual tiene la capacidad de ofrecer una alimentación soberana, acorde a las necesidades culturales y nutricionales de la población, dentro de las Normas de Seguridad Alimentaria, a precios accesibles para el público; un menú ejecutivo cuesta entre 1.500 bolívares y 3.150 bolívares, bien resulto y de calidad.

RECOMENDACIONES PARA TODOS

Dayana González, habitante de la ciudad, expresó que ella se levanta bien temprano para hacer su comida, ya que para ella hacer la compra de un plato de comida le sale más caro que comprar para toda la semana.

“Los fines de semana hago la compra de verduras, plátanos, papas, entre otros; asimismo carne, hígado, pescado, esto me rinde toda la semana y comemos toda la familia. Si gasto el dinero en la calle, sólo come una persona y estoy propensa a cualquier enfermedad”, dijo González.

Igualmente, Eduardo Rodríguez, aseguró que más caro sale comer en la calle, porque los precios son especulativos: “Si almuerzo fuera de mi casa, no me va alcanzar el dinero para todo el mes”.

EDITHNORA DUN RODRIGUEZ I CIUDAD BQTO

Acerca de editorweb

Deja un Comentario

Tu dirección de email no será publicada. Required fields are marked *

*

A %d blogueros les gusta esto: