jueves , abril 15 2021
Noticias Destacadas
Inicio / Archivo / OJO AVIZOR: El amor de Hipólita trasciende en Revolución

OJO AVIZOR: El amor de Hipólita trasciende en Revolución

La sensibilidad humana es una de las grandes virtudes que ha caracterizado siempre a la Revolución Bolivariana. Nuestro Comandante Hugo Chávez fue el principal hacedor de nuevas historias de vida, mediante la creación de diferentes misiones sociales que iniciaron la transformación de una sociedad venezolana sumergida lamentablemente en el capitalismo, a tener ahora un pueblo valientemente socialista.

Una de las creaciones más nobles de nuestro Gigante Eterno fue la Misión Negra Hipólita, cuya labor inició durante el mes de enero del año 2006. En once años son innumerables las experiencias positivas que ha permitido este programa, gracias al apoyo fundamental del Convenio Cuba-Venezuela, así como de profesionales de la salud, de instituciones y de colaboradores de nuestro propio pueblo.

Uno de los casos emblemáticos de esta misión socialista ha sido Oliver, el joven que el Comandante Chávez encontró envuelto en periódicos en el sector El Silencio de Caracas. Cuenta hoy nuestro Presidente Nicolás Maduro que pasaron por el sitio y, el entonces Jefe de Estado, ordenó detener el vehículo en el que se desplazaban para descubrir que debajo de esos pliegos se encontraba un ser humano, un venezolano.

Chávez lo abrazó, lo invitó a transformarse en un hombre productivo, le brindó la herramienta más importante para todo individuo: el amor. Hoy en día Oliver considera que aquel personaje, que le habló como un padre a su hijo, verdaderamente lo era, y por tanto hoy en día aún defiende su legado y multiplica su pensamiento, ayudando a captar y a recuperar a personas en situación de calle, junto a la Misión Negra Hipólita.

Oliver conoce muy bien el milagro de volver a la vida, y así como él también lo saben Franklin, Jairo y tantos otros venezolanos, y hasta extranjeros residenciados en nuestro país, que por diferentes razones han caído en estado de vulnerabilidad y que a tiempo han recibido la atención de la Misión Negra Hipólita, que bien lleva su nombre en honor a una mujer que llenó de amor a nuestro Libertador Simón Bolívar, y de quien de seguro tomó valores que fueron fundamentales a lo largo de su vida.

Actualmente, la Misión Negra Hipólita ofrece a las mujeres y hombres que hacen vida en los diferentes centros de tratamiento la posibilidad de participar en el centro textil, en la producción de jabón y champú artesanal, en la siembra de plantas medicinales, entre otros proyectos socio productivos. Muchas de estas personas logran culminar sus estudios y convertirse en profesionales útiles a la Patria ¡Esa es la meta!

Nuestro Comandante en Jefe Nicolás Maduro Moros, quien ha trabajado arduamente en las misiones y grandes misiones sociales ya existentes, y ha creado muchas otras nuevas, considera este hecho como fundamental dentro de la política de Estado, puesto que se trata de programas en los que el Gobierno Bolivariano y el pueblo trabajan en forma mancomunada por construir una Patria nueva, especialmente para el futuro de los más pequeños.

El reimpulso ordenado recientemente por el Jefe de Estado a la Misión Negra Hipólita, así como a la Misión Doctor José Gregorio Hernández, adscritas ambas al Ministerio del Poder Popular del Despacho de la Presidencia y Seguimiento de la Gestión de Gobierno, está en marcha, así como las de tantas otras misiones que nos enorgullecen y que en forma autocrítica estamos corrigiendo y desarrollando para que lleguen especialmente a las personas más vulnerables.

Por el legado de nuestro Gigante Hugo Chávez y de la mano de nuestro Comandante en Jefe Nicolás Maduro, seguimos trabajando con fuerza, por optimizar la Misión Negra Hipólita y todas las misiones sociales. El pueblo es nuestro mayor apoyo; contamos con las mujeres y hombres que aman la Revolución ¡Somos hijos e hijas del Gigante! ¡Venceremos!

ALMIRANTA CARMEN MELÉNDEZ

 

 

Acerca de editorweb

Deja un Comentario

Tu dirección de email no será publicada. Required fields are marked *

*

A %d blogueros les gusta esto: