viernes , abril 16 2021
Noticias Destacadas
Inicio / Archivo / Astrid Salazar o el Paraíso de los insomnes

Astrid Salazar o el Paraíso de los insomnes

 

—J.M.M.C: Poeta, he leído Paraíso de los insomnes, tu poemario que publicado en el año 2014; tiene una breve presentación del poeta Juan Calzadilla, he visto que existe una poética que engloba el smog, el realismo sucio de Charles Bukowski y lo súbito de la generación Beat de San Francisco. Pero no quisiera caer en algún tipo de determinismo, me gustaría que nos hablaras sobre tu obra.

A.S: Paraíso de los insomnes es una selección de poemas que realicé de mis anteriores poemarios, El Octavo Pecado publicado en el 2007 y Urbano en el 2008. Esta selección la hice gracias a la sugerencia de Juan Calzadilla, para así con esto elaborar el primer libro cartonero que dio comienzo a Ediciones Dirtsa Cartonera, c.a. Editorial la cual fundo junto a mi socia Carolina Valor, en el año 2014.

Al realizar esta selección Calzadilla me recomendó, también colocar algunos poemas inéditos que él ya había leído y escuchado en algunos recitales. Y me manda esa breve presentación, titulada Paraíso de los insomnes, y de allí el nombre del poemario.

Paraíso de los insomnes tiene poemas de El Octavo Pecado y de Urbano donde Maracay, la ciudad de Maracay es la protagonista. Epicentro para mostrar como bien lo diría, mi amigo Manuel Cabesa “otra vertiente de la realidad, ciertos rostros de la ciudad nunca vistos con la atención o la claridad necesaria” como lo son las tascas, los bulevares, las plazas y no solo es mostrar estos escenarios sino, también de quienes hacen vida en ellos, como lo son las putas, los niños de la calle, los amantes, nuestros amigos, enemigos, el poeta, tú, yo.

—J.M.M.C: En tu poema veo una reiteración por el ambiente hostil de la humanidad, es decir pasajes que evidencian el disgusto del ser humano ante este mundo arbitrario e injusto. Por ejemplo: “un poema sin miedo / a perderse / entre la bala / de aquel / motorizado /que viene a robarme.” ¿Es una poética para describir la realidad o denunciarla?

A.S: Voy contando lo vivido, sin artificios… aquello que me duele, lo que padezco. De mí, de mis amigos, de mis familiares, de mis allegados.

—J.M.M.C: En tu obra hay pasajes poéticos que se ambientan en lugares peligrosos, y la escritura va de bares, a prostitutas o consumidores de drogas. En tu poética vemos entonces una ciudad cuya población vive en total desamparo, por ejemplo eso que sucede en algunos hospitales públicos, ¿qué impacto deseas tener en el lector? ¿que tome conciencia de lo que vive?

A.S: Lo que se vive en los hospitales públicos de Venezuela es alarmante. (…) Mi voz no sé si sea denuncia, no sé si impacte al lector, no sé si llore, no sé si ría, no sé si tome conciencia. La voz que habita en estos poemas da un testimonio del tiempo en que vivo. De lo que me afecta, de lo que está allí, en ellos, en mí. Porque es esta realidad la que nos define o nos definirá en tiempo y espacio.

— J.M.M.C: Considerando que tu postura poética se inclina como en un desocultamiento, ¿qué piensas de escribir sobre el amor? O sobre las fortalezas que tenemos como país ¿crees que es necesario?

A.S: (…) Para mí, es complicado, y aunque tengo algunos textos que hablan de amor siento que en estos momentos de guerra, porque eeey, el mundo está en guerra, escribir sobre el amor sería loco. Insensato.

—J.M.M.C: En el poema la chica Smirnoff, aquella chica “fashion” arquetípica de la moda y asidua de las discotecas, tú poesía es una fotografía de los efectos que produce la sociedad capitalista de consumo. ¿Esa era tu intención?

A.S: Jajaja No. La chica Smirnoff es un poema que nace, gracias, otra vez a Juan Calzadilla. Una vez que vino a Maracay, caminábamos y nos detuvimos en una licorería y yo pedí una Smirnoff, y a partir de allí Calzadilla comenzó a decirme así. Diciéndome que debía siempre reunirme con mis amigos, de irme de la ciudad de los mangos podridos, de beber vino y café. Pero eso sí, sin olvidar de dónde vengo, de qué calles.

—J.M.M.C: Sé que actualmente diriges la editorial Dirtsa cartonera y que muchos escritores jóvenes han emprendido con ese sello editorial, en Falcón tenemos a Ennio Tucci con la editorial Madriguera. ¿Crees que los escritores jóvenes debemos acudir a hacer este trabajo editorial autogestionario? o que debemos insistir recuperar los espacios en las principales imprentas del Estado para poder masificar nuestro trabajo.

A.S: Uno de los principales objetivos de crear Ediciones Dirtsa Cartonera, fue y es para dar a conocer las nuevas voces. Somos una opción, una alternativa. Sin embargo hay escritores jóvenes que no se ven publicando en una editorial cartonera, prefieren el libro tradicional, y se le respeta. Cada quien que decida.

—J.M.M.C: Para finalizar, me gustaría que hablaras un poco sobre tus nuevos proyectos, ¿tienes algún nuevo poemario? Cuéntanos un poco de tus futuros trabajos literarios.

A.S: Por ahora, sigo trabajando en un poemario que habla del cáncer pero no como enfermedad física sino espiritual, ese carcinoma que empieza desde casa.

 

Poema

La poesía es un oficio urbano

lleno de espera y de té amargo.

 

Es una lágrima que quiebra la cerveza

de nuestras manos

 

una guerra

de palabras y silencios.

 

La poesía cose las rajas de mugre

destapa las cloacas

y libera de mierda los alcantarillados.

 

 

Astrid Salazar biografía mínima

Escritora y docente venezolana (Maracay, Aragua, 1984). Es profesora de castellano y literatura y magister en orientación sexológica. Terapeuta de parejas. Correctora profesional de estilo. Fundadora y directora encargada de la editorial Dirtsa Cartonera (Maracay). Autora de los poemarios Azules de mi infancia (La Liebre Libre, 2004), El octavo pecado (Fundación Editorial El perro y la rana, 2007), Urbano (Fondo Editorial Sacumg, 2008), Plaquette Astrid-Gloria (Editorial La Espada Rota, 2008) y Paraíso de los insomnes (Ediciones Dirtsa Cartonera, 2014). Cursó estudios de actuación en la Fundación Cultural Shekinàh. Ganadora en 2001 del Concurso de Poesía Interliceísta “Rafael Bolívar Coronado” y del Primer Premio en el XI Concurso Literario “Nélida Cisnero”, convocado por la Unidad Educativa Instituto Los Próceres (Maracay). Obtuvo mención honorífica en el Concurso de Literatura Augusto Padrón 2006. En 2008 participó en el XV Encuentro de Mujeres Poetas de Cereté, Colombia. Es facilitadora del Programa de Red Escolar del Sistema Nacional de Talleres Literarios, auspiciado por la Casa Nacional de las Letras Andrés Bello (Caracas). Colabora de manera permanente con los principales periódicos del estado Aragua y ha participado en diversos talleres literarios y ponencias a nivel nacional e internacional.

POR JOSÉ MIGUEL MÉNDEZ CRESPO

 

Acerca de editorweb

Deja un Comentario

Tu dirección de email no será publicada. Required fields are marked *

*

A %d blogueros les gusta esto: