domingo , diciembre 10 2017
Inicio / Archivo / Breve relectura del “Golpe de Timón” en el marco de un nuevo ciclo de victorias revolucionarias

Breve relectura del “Golpe de Timón” en el marco de un nuevo ciclo de victorias revolucionarias

 

2012, 20 de octubre, el invicto Comandante Chávez en su primera reunión de gabinete transmitida en cadena nacional, luego de un nuevo triunfo electoral, nos entrego un importante documento político donde enunciaba líneas generales sobre tareas del nuevo período presidencial, expresadas no como plan de gobierno, sino más bien en claves para la construcción del socialismo, con sus reflexiones sobre múltiples lecturas, conjugadas desde las experiencias obtenidas en mil batallas, nos entregaba síntesis contextualizadas para profundizar la Revolución Bolivariana.

 

Chávez nos delineó caminos para una praxis revolucionaria, teniendo como objetivo claro empoderar al pueblo para ser autogobierno; ambos, gobierno y pueblo organizado, tienen el deber de “cambiar toda la relación geográfica-humano, socio-territorial y cultural” para la construcción del socialismo. En función de ese testamento de acción política, que llamamos Golpe de Timón, es necesario siempre poner en el horizonte las tareas que de allí se desprenden.

 

Con la Asamblea Nacional Constituyente en plenas funciones, el triunfo electoral en la gran mayoría de las gobernaciones y el fortalecimiento del liderazgo del Presidente Maduro (quién conduce una importante batalla por la paz y la estabilidad del país), podemos decir que estamos en presencia de una especie de inicio de nuevo ciclo en términos políticos, uno que permite delinear tareas, sin perder de vista la embestida internacional de los adversarios y los diversos peligros que aún persisten.

 

Asumiendo que la tarea es, mientras se avanza en la derrota definitiva del adversario, impulsar el socialismo, creemos necesario recuperar lo planteado por el Comandante, citando a Mészáros:

 

“El patrón de medición de los logros socialistas es: hasta qué grado las medidas y políticas adoptadas contribuyen activamente a la constitución y consolidación bien arraigada de un modo sustancialmente democrático, de control social y autogestión general”.

 

Allí una clara formula que la ANC, gobernadores(as) y el gobierno en pleno debe tomar en cuenta para el desarrollo de la democracia revolucionaria que permita retomar a plenitud la reconstrucción hegemónica de la revolución, tarea urgente para mantener las victorias electorales, basta hacer un análisis de los resultados recientes para estar convencido de ello.

 

El control social pasa, a nuestro entender, por desarrollar y/o reimpulsar mecanismos efectivos de autogobiernos populares en diversas escalas y sujetos, los que deben estar pensados junto a la constitución de espacios de cogobierno, donde el pueblo organizado que construye el socialismo desde el impulso del Estado Comunal, tensiona de forma permanente desde planes de desarrollo contextualizados, expresiones de las líneas generales del Plan de Desarrollo de la Nación.

 

“Seguimos entregando las viviendas,

pero las comunas no se ven por ningún lado,

ni el espíritu de la comuna, que es mucho más

importante en este momento que

la misma comuna: la cultura comunal”.

 

Cuando hablamos del Estado Comunal es desde toda acción posible que instale de forma irreversible la “cultura comunal” en el ejercicio de hacer política revolucionaria para la construcción de la nueva institucionalidad revolucionaria.

 

Nos toca, en ese sentido, definir un horizonte que permita el encuentro de lxs iguales, de lxs comunes, reivindicando una identidad histórica que nos unifique, sin duda la comuna es una de ellas. La que no puede ser pensada solamente como la que recibe el registro en el Ministerio de las Comunas, ni vista como sector, sino como síntesis de una tarea estratégica como es la construcción del Estado Comunal, tarea planteada por el Comandante Chávez y también por Maduro en su primera intervención ante la Asamblea Nacional Constituyente. Es decir, la construcción del Estado Comunal es una tarea ineludible de lxs revolucionarixs que militan en los diversos sectores: obrerxs, campesinado, jóvenes, mujeres, y en las expresiones territoriales de poder popular, entre ellas los consejos comunales y comunas (en cualquiera de sus posibles agregaciones o articulaciones). Desde allí reivindicarnos como comunerxs, que buscamos la construcción del bloque histórico de los oprimidxs para la defensa de la vida y de lo común, necesario para el rearme hegemónico de la Revolución Bolivariana.

 

 “… El Socialismo es democracia y la

democracia es Socialismo en lo político,

en lo social, en lo económico”

 

Asumiendo también palabras del Comandante Chávez, debemos convencer, sumar desde un ejercicio de la democracia revolucionaria a la profundización de un ejercicio político, social y económico del pueblo. Mucho camino ha transitado la revolución en ese sentido como para hacer un balance y proyectar en este nuevo ciclo, asumiendo errores y aprendizajes, las formulas para encarar ese avance en nuestro tiempo.

 

Repito, dando respuestas al hoy pero también al futuro, con acciones contundentes para la resolución de las “heridas sociales” producto de la guerra económica pero también haciendo posible su derrota en términos estructurales. Parte de las condiciones políticas están dadas para su realización, partiendo de otra premisa presente en el Golpe de Timón: “la Revolución política es previa a la económica. Siempre tiene que ser así: primero Revolución política, liberación política y luego viene la Revolución económica”.

 

Para ello es necesaria “…la transformación de la base económica del país para hacerla esencial y sustancialmente democrática” y eso pasa por “…injertar la propiedad social, el espíritu socialista, a lo largo de toda la cadena, desde el trabajo de la tierra… hasta el sistema de distribución y consumo”.

 

Por ello, en el marco de una economía mixta planteada en la Revolución Bolivariana, toca desarrollar todo el campo de la propiedad social en manos del pueblo organizado, para ello es imprescindible ampliar la mirada más allá de las comunas como instancias del autogobierno territorial que generan iniciativas productivas, sumando todo ejercicio económico que tenga como horizonte el socialismo: Unidades de Producción Familiar, Empresas recuperadas por sus trabajadores, cooperativas, iniciativas productivas de las organizaciones del poder popular en el sentido más amplio posible. Todas ellas en dialogo permanente con las iniciativas productivas del Estado, allí una alianza clave para ir construyendo el socialismo bolivariano.

 

En fin, el desarrollo de la base de un régimen de propiedad social, propiedad comunal, para una nueva economía de lxs comunes, una economía para la vida y no para la acumulación de capital. Sin duda la clave real para el impulso de la economía post-rentista, planteada como la que nos puede efectivamente dar soberanía y garantizar el socialismo.

 

“Nicolás, te encomiendo esto como te

encomendaría mi vida: las comunas,

el Estado social de derecho y de justicia”

 

Articulo completo en:

 

Breve relectura del “Golpe de Timón” en el marco de un nuevo ciclo de victorias revolucionarias

https://gerojasp.wordpress.com

 

GERARDO ROJAS

@GEROJASP

 

Deja un Comentario

Tu dirección de email no será publicada. Required fields are marked *

*