lunes , septiembre 16 2019
Inicio / Archivo / El Psuv, las elecciones de alcaldes y la crisis como impulso al estudio y la discusión

El Psuv, las elecciones de alcaldes y la crisis como impulso al estudio y la discusión

JULIO CHÁVEZ

En momentos de crisis y dificultades, como las que vivimos en este momento y que la revolución está enfrentado decididamente, hay temas y decisiones que deben ser consideradas con mucho cuidado, para evitar fisuras, rupturas y divisiones. Las diferencias, las divergencias y las visiones distintas son consustanciales a la actividad política de un revolucionario. Lo que si debemos cuidar es lo referente a las tomas de decisiones sobre diversos aspectos de la vida política, enfatizando en la necesidad de que exista el mayor consenso posible y la voz de las mayorías sean oídas y tomadas en cuenta. La unidad de una organización política se construye sobre la certeza de que todos podemos expresarnos libremente y de que nuestras opiniones sean consideradas, cuando el colectivo las aprecie positivamente. Pareciera redundante, pero un partido es un colectivo y el criterio de un militante, por muy importante y sólida que sea, no es más que “un” criterio, para hacerse colectivo tiene que pasar por el consenso de los “otros” para que sea asumido por “todos”.

A nuestro juicio, nos parece que eso es lo que está ocurriendo actualmente con las candidaturas de alcaldes en los diferentes municipios del país. En muchos casos, sin entender la coyuntura en la que nos encontramos, pretendemos individualmente o en pequeños grupos imponer nuestro criterio y nuestro candidato y esas decisiones realmente no son producto de una consulta general o de una primarias, que nos permitan contraponerlas a las que tome la dirección de un partido político en particular. En el fondo, tanto las decisiones del partido como las de unos pequeños grupos son imposiciones de la misma esencia. La ventaja del partido es que puede argumentar que se toman por las condiciones políticas del momento y responden al criterio de un colectivo mayor que tiene la facultad para tomar una determinada decisión. El partido, como una institución dinámica y dialéctica, debe abordar estas discusiones para avanzar hacia la verdadera unidad revolucionaria, que se construye con el respeto de las bases hacia sus líderes pero también, con el respeto de estos hacia las bases del partido. La unidad es una corresponsabilidad de los dirigentes, las vanguardias y los militantes de bases, la unidad no se impone ni se decreta.

Toda la introducción anterior es para tratar de abordar el espinoso tema de las elecciones municipales, donde el PSUV ha tomado algunas decisiones que muchos no comparten, con razón o sin ella, pero al final serán las bases con su voto quienes tendrán la última palabra. Creemos que en un ejercicio pedagógico dentro de la actividad política, como nos los enseñó  el comandante Chávez, tanto la dirigencia a todos los niveles, como los militantes de base, debemos abordar con seriedad esta discusión sobre el papel del partido en las coyunturas y en las luchas estratégicas. Debemos entender que el PSUV es un partido en construcción y aún existe indefinición en cuanto a temas como centralismo democrático, partido de clase o policlasista, partido leninista, en fin, tenemos la obligación de hacernos tiempo y espacio para abrir esta discusión. Tenemos que hacernos la autocrítica de que todos hemos descuidado esta discusión y en las coyunturas es cuando afloran estas inquietudes y dudas, que deben disiparse rápidamente, poniendo como norte lo esencial, lo estratégico y no el pequeño poder local inmediatista.

 

Deja un Comentario

Tu dirección de email no será publicada. Required fields are marked *

*