sábado , febrero 16 2019
Inicio / Noticias Destacadas / En el Eneal apuestan por el aprendizaje productivo

En el Eneal apuestan por el aprendizaje productivo

***Desde el año pasado, la comunidad docente y estudiantil está trabajando en los diferentes proyectos productivos de la institución, con el fin de alcanzar a mediano y largo plazo la meta de convertir a la Unidad Educativa Bolivariana Antonio Fonseca Betancourt en una institución autosuficiente y autosustentable***

FRANCISCO CÉSAR MONCADA

CIUDAD BQTO

Cuando los  docentes integrales de la Unidad Educativa Bolivariana Antonio Fonseca Betancourt del Eneal, municipio Crespo del estado Lara, se dieron cuenta de la necesidad de buscar fuentes alternativas de recursos tanto para la institución como para el futuro de los estudiantes una vez egresados de la misma, y alcanzar con ello, los objetivos propuestos en la consolidación de los  Grupos de Recreación y Producción (GRP), se plantearon alternativas más allá de lo rutinario, que hiciera de los espacios ociosos, lugares altamente productivos y cien por ciento aprovechables.

De allí, nace la idea de llevar adelante, un proyecto escolar que permitiera hacer uso de materiales de desecho, semillas, plástico, hierro y todo aquello que pudiera ser rescatable y reutilizable, para transformarlo en una fuente energética y económica, a través de producir diversos tipos de rubros que pudiesen comercializarse o ser utilizados de nuevo en la escuela.

Desde luego, que para llevar adelante este proyecto, necesitaban involucrar a la comunidad docente y estudiantil, por aquello de que ‘un solo palo no hace montaña’ y en sí, el beneficio que resultaría de ello beneficiaría a todos por igual, incluso a la misma comunidad.

Junto con los estudiantes de primaria y bachillerato, sus respectivos maestras, profesores, personal directivo, administrativo y el apoyo de la misma comunidad del sector, se inició la puesta en marcha de este proyecto, enmarcado en el programa impulsado por el Gobierno Bolivariano a través del Ministerio del Poder Popular para la Educación ‘Todas las manos a la siembra’ (PTMS).

 

PERO… ¿Y QUÉ ES LO QUE HACEN?

Los estudiantes de la U.E. del Eneal, han incursionado en diferentes formas de reciclaje, tales como botellas plásticas, papel, cartón, hojas de maíz y mucho más.

Con las botellas de refrescos, por ejemplo, los jóvenes las reciclan utilizándolas como materos donde siembran plantas ornamentales para embellecer los jardines y espacios comunes de la institución. Igualmente las utilizan para envasar los biopreparados y producir los germinados.

También, los jóvenes elaboran tejidos con material de reciclaje como hojas de maíz, papel, periódico, cabuya, etc.

Aracelys Rivero, docente de cultura responsable del área artesanal expresa: “El objetivo es aprovechar el material que se tiene a  la mano y que ya no se le da uso para darle vida ultima, bien sea como algo utilitario o también decorativo”

 

MANOS A LA SIEMBRA: PROYECTO BANDERA

¡Sembrar es la consigna!

Paralelamente a la producción de artículos artesanales utilitarios con diversos materiales de rehúso, la agroecología se abierto paso en la iniciativa estudiantil y docente.

Tanto en los jardines, como en los terrenos no utilizados por la comunidad estudiantil, están cultivando diversos rubros agrícolas, cuya materia prima sale principalmente de la misma cocina escolar.

Por ejemplo, de algunas frutas han tomado las semillas, y en la actualidad tienen sembrado, parchitas, tomates, limón, naranja, lechosa y melón.

La profesora Yajaira Freitez, Coordinadora del Programa Manos a la Siembra de la institución comparte con satisfacción los detalles de lo que ha significado para docentes y estudiantes la experiencia agrícola, resaltando que el objetivo es tal cual como está contemplado en el programa vigente: “Desarrollar el plan de conuco escolar en el marco del programa todas las manos a la siembra como herramienta generadora de autogestión para el desarrollo sustentable y sostenible de la comunidad”.

 

Programa manos a la siembra

Primer año: Trabaja con la selección de semilla.

Segundo año: Elaboración de germinados a partir de leguminosas.

Tercer año: Producen los biopreparados o biofertilizantes.

Cuarto año: Tejido y conservación de alimentos.

Quinto año: Herrería.

 

¿CÓMO SE INICIA LA EXPERIENCIA?

BIOPREPARADOS: ALTERNATIVA NO CONTAMINANTE

Los estudiantes del tercer año de educación secundaria, tienen la tarea de producir los denominados bioplaguicidas, que son preparados a base de plantas naturales para el control de las plagas que atacan los cultivos.

Greymar Villalonga, docente de GRP de 3er. Año, refiere que para la elaboración de estos preparados se utiliza neem, ají picante, y otros tipos de plantas con olor o sabor fuerte para controlar o alejar las plagas.

Destaca Villalonga que los jóvenes elaboran también un fertilizante orgánico a base de cascaras de verduras y frutas, igualmente prepararon un lombri-compost con lombrices rojas californianas y de esto obtienen abono sólido y líquido para los diferentes cultivos de la institución.

De la misma forma preparan el “vinasal” que es un compuesto a base de vinagre y sal que permite descomponer las cascara de los huevecillos de aquellos insectos que atacan los cultivos.

 

UNA ESCUELA BANDERA EN PROYECTOS PRODUCTIVOS

La Unidad Educativa Bolivariana Antonio Fonseca Betancourt, apunta hacia la concreción de proyectos integrales comunitarios, de la mano de instituciones como la Fundación de Capacitación e Innovación para el Desarrollo Rural (CIARA), que ve con buenos ojos, otros proyectos de la institución, como son la fabricación de un deshidratador solar, la piscicultura, la producción de herramientas agrícolas con hierro reciclado, el tanque artesanal para captar agua de lluvia, entre otros.

El Ciara está apoyando en el proceso de capacitación para proporcionar un conjunto de técnicas que permitan perfeccionar el trabajo de cada proyecto y que estos a su vez generen ingresos para la institución.

Fanny Martínez, Enlace municipal del Programa manos a la siembra en la etapa de educación primaria, destaca: “Queremos que la escuela sea bandera en estos proyectos productivos de deshidratación de frutas y hortalizas,  y ya que lo hicieron de forma artesanal puedan mejorarlo y transformarlo en un ejemplo a seguir por otras comunidades”.

Marisela Pérez (Directora de la Unidad Educativa Bolivariana Antonio Fonseca Betancourt: “Estamos en ese proceso de construcción de los diferentes proyectos, y al final, es que veremos los resultados, en la medida que seamos constantes  y que estos sean continuos, sustentables y sostenibles”.

 

Deja un Comentario

Tu dirección de email no será publicada. Required fields are marked *

*