domingo , agosto 18 2019
Inicio / Noticias Destacadas / ¡Alerta con lo que juegan tus hijos!

¡Alerta con lo que juegan tus hijos!

***Psicóloga María Cortez: “Una de las primeras recomendaciones para los padres es tener un trato cercano al niño, donde haya una comunicación bien abierta acerca de lo que sucedió en el día”***

FRANCISCO CÉSAR MONCADA

CIUDAD BQTO

Un peligroso juego conocido como “El abecedario del diablo”, está dando de que hablar en todo el mundo desde hace un tiempo, y poniendo en alerta, tanto a las autoridades de diversos países, como a los padres de niños y adolescentes, que son los más vulnerables a los efectos dañinos que dicho juego puede causar, pues sus características responden a reglas que siguen un patrón de maltrato.

Aunque aun no se conocen casos en Venezuela ni Latinoamérica, sino  que los registros solo proceden de instituciones de educación primaria de España, es importante que nuestra ciudadanía esté atenta ante cualquier situación que pueda alertarlos, para identificar oportunamente los casos que se presenten, ya que a través de los medios electrónicos, sobre todo la internet, se dan a conocer en cuestión de segundos prácticas lúdicas inadecuadas que afectan la salud física y mental de nuestros hijos.

PERO… ¿EN QUÉ CONSISTE ESTE PELIGROSO JUEGO?

María Cortez, psicóloga de la Oficina Nacional Antidrogas Lara (ONA) refiere las características del abominable juego: “Este juego se le conoce también como el abecedario chino, se trata de que los niños o jóvenes juegan en grupo pero solo uno de los participantes es el que va a adivinar o responder. Cada letra del abecedario va iniciando una palabra  y cada vez que se equivoque se le somete a una herida con un objeto punzo penetrante, que puede ser un compas, tijera, aguja, cuchillo o navaja”.

En este insólito juego, quien hace de líder, elige a sus víctimas valiéndose de su condición dominante, e induce a los otros a que deben pasar por el ritual del abecedario para entrar a formar parte de un grupo o demostrar su valentía.

El “abecedario del diablo” es un juego que puede provocar peligrosas y dolorosas heridas, y es una actividad que promueve de forma directa el maltrato y la violencia como algo divertido.

 

 

RECOMENDACIONES PARA LOS PADRES

Cortez señala que es importante que los padres concienticen a los niños acerca de los peligros que existen en la internet, donde pueden estar expuestos a ser víctimas de acoso sexual, secuestros, extorsión, entre otros.

En ese sentido, la representante de la ONA recomienda: “Es importante que los padres, normen el uso y acceso a las herramientas tecnológicas, es decir, que haya un horario, donde el niño no sienta que puede hacer uso ilimitado de estos instrumentos, lo que vaya a realizar debe ser algo puntual, darle un buen uso al internet”.

La psicóloga recomienda también a los padres, el estar familiarizados con este recurso debido a que es la única forma de “que puedan estar empoderados acerca de esta herramienta”, afirma.

“En cualquier ámbito en el que el niño se desarrolle debe existir mucha observación, supervisión y buena comunicación familiar por parte de los padres, ya que la alerta temprana va a venir de allí. Cualquier conducta diferente o herida que veamos en el niño debemos preguntarle que ocurrió, quien lo hizo, es decir un trato cercano hacia el niño”.

Finalmente, la psicóloga sugiere que las herramientas tecnológicas deben ser  utilizadas por los niños en espacios de acceso familiar, donde los padres puedan visualizar cuál es la información que el niño está manejando en la web.

 

 LOS CUERPOS DE SEGURIDAD ADVIERTEN

El C/J Kleyder Ferreiro, secretario del Poder Polar para la Seguridad Ciudadana y Paz del estado Lara, fijó posición en cuanto a los peligros que representa esta modalidad lúdica para los niños y adolescentes en la entidad.

En ese sentido, Ferreiro comparte algunas recomendaciones: “Ningún niño ni adolescente debe estar solo, encerrado en una habitación y aislado del resto del grupo familiar durante horas. Si esto ocurre es una señal de alerta y por ello es importante que los padres deban conversar más con sus hijos, conocerlos e identificar cualquier señal de aviso en ellos”.

Otro aspecto de consideración señalado por el director de Seguridad, son los cambios en los patrones de conducta o costumbres del niño o adolescente, donde los padres a través de sus sentidos, pueden percibir que algo no anda bien.

“Es importante identificar estos cambios, porque eso es mentira que un niño que viene con un comportamiento regular en casa, un día está bien, y otro día se levanta totalmente distinto, porque los cambios son progresivos, y dentro de esa progresividad de los cambios hay que notar las señales de alerta, y sobre las mismas, no ser tímidos, hay que intervenir”, señala Ferreiro.

Otra recomendación importante que hace el comisario, se refiere a la búsqueda de ayuda profesional en caso de que el problema escape a las posibilidades de ser resuelta directamente por los padres.

 “El Estado Venezolano posee Centros de Atención Familiar de la Oficina Nacional Antidrogas, donde tenemos psicólogos gratuitos, que atienden a la población con mayor vulnerabilidad que el resto, en este caso, niñas, niños y adolescentes con especial atención”

Finalmente, Ferreiro hace un llamado en cuanto al carácter de responsabilidad que cada padre o madre tiene en la salud y  desarrollo integral de sus hijos, al respecto destaca: “La responsabilidad de los padres sobre los hijos, reviste un carácter  penal dentro de la Ley Orgánica de Protección al Niño, Niña y Adolescente, si se ve el panorama desde el punto de vista moral y afectivo deben estar pendientes de sus hijos, y si lo ven desde el punto de vista legal, son responsables de la crianza de los mismos”.

RECOMENDACIONES

  • Mantener una comunicación abierta y cercana con los niños.
  • Concientizar a nuestros hijos sobre los peligros que existen en la Web.
  • Establecer normas y reglas para el uso de las herramientas tecnológicas.
  • No prohibir a los niños el uso del internet debido a que esto puede causar rebeldía de parte de ellos, permitirles su uso pero con ciertas limitaciones.
  • Establecer horarios para el uso de los recursos tecnológicos y asegurarse que estos se cumplan.
  • Cerciorarse que los niños hagan un buen uso del internet.
  • Los padres deben estar familiarizados con las herramientas tecnológicas.
  • Observar y supervisar de manera constante lo que hacen los hijos en la internet.
  • Estar atentos ante cualquier conducta no usual o heridas que presentes los niños e indagar sobre su causa.
  • Asegurarse que las herramientas tecnológicas utilizadas por los niños se haga en espacios de acceso familiar, donde se pueda visualizar cual es la información a la que están accediendo en la web.

Deja un Comentario

Tu dirección de email no será publicada. Required fields are marked *

*