domingo , septiembre 20 2020
Inicio / Archivo / EN LA PARROQUIA SANTA ROSA / Jóvenes barquisimetanos hacen realidad proyecto socio productivo el «Patio de Hugo»

EN LA PARROQUIA SANTA ROSA / Jóvenes barquisimetanos hacen realidad proyecto socio productivo el «Patio de Hugo»


Por ahora no cuentan con grandes inversiones, los recursos salen del aporte de los muchachos que integran el colectivo de jóvenes productivos y el apoyo del alcalde Luis Jonás Reyes y el concejal Juan Campos.

“El esfuerzo de hoy será el grito de la victoria del mañana”, es la frase con la que Raydel Barrios,  coordinadora de la Juventud del JPSUV en la parroquia Santa Rosa, expresa con orgullo cuando habla de “El Patio de Hugo”, un proyecto socio productivo que impulsan 28 jóvenes de este territorio larense.  

“Me encuentro muy complacida con el trabajo que se viene desarrollando en el socio productivo, tierra bendita donde producimos con amor”, comenta Raydel, mientras describe que el proyecto se basa en una metodología cien por ciento artesanal, donde no hacen uso de maquinarias pesadas, sino que labran la tierra con amor y  mucha voluntad de trabajo, “es mano de obra de los muchachos de la juventud y de las Unidades Populares de Defensa Integral”.

El socio productivo El Patio de Hugo se encuentra ubicado en la Rinconada, específicamente en el Macro sector El Cercado de la parroquia Santa Rosa.

La joven pesuvista lo describe como: “Un proyecto productivo agrícola – animal, que nace en plena pandemia, para demostrar que el trabajo en equipo es victoria segura para el futuro, y eso es lo que estamos demostrando con esta hermosa experiencia”.

¿Cuál es el alcance del proyecto?

Raydel señala que hasta el momento, se encuentran trabajadas dos hectáreas de maíz y una hectárea de caraotas, y que pronto podrán descosechar “caraotas frescas, tiernas y de calidad que estarán llegando a todos los hogares del macro sector a un precio económico, un precio justo”.

“La idea es seguir trabajando”, comenta la líder juvenil, relatando que en la actualidad se encuentran en el proceso de desmalezamiento de cinco hectáreas de terreno, preparándolas para la siembra de  plátanos, yuca, lechosa, auyama y parchita.

“También estamos abonando para hacer la vitrina del cebollín, cilantro, pimentón y ají dulce, que son el resultado de los trabajos que se hacen en los terrenos y que refleja en una exhibición de menor extensión todo lo que se produce”.

El proyecto aporta a los Clap del macro sector y prevén hacer su aporte a los comedores de instituciones como La Escuela de Niños Especiales y el liceo Jorge Rodríguez.

Sembrar valores es la meta

“Estamos convencidos de que producir es vencer, y los jóvenes de la parroquia Santa Rosa estamos asumiendo esta tarea y compromiso con amor”.

Los 28 jóvenes involucrados en el proyecto, suman esfuerzos orientados en el slogan <<sembrar valores para la vida>>, porque están convencidos, que el trato respetuoso y necesario hacia la naturaleza, aunado a la siembra del trabajo en conjunto para la producción de alimentos, en eso radica la soberanía alimentaria: “Andamos creando y actuando en el socio productivo el Patio de Hugo”, expresa con pasión la joven Barrios.

El destino de la producción

El patio de Hugo es un proyecto autosustentable, que está en plena efervescencia, poco a poco va tomando forma y adquiriendo fuerza, pues los jóvenes de Santa Rosa, están trabajando, labrando la tierra, sembrando, y sueñan con lograr que cada producción genere por sí misma los insumos necesarios para el crecimiento del proyecto, cuyos frutos sean distribuidos a través de los diferentes  mecanismos de abastecimiento que posee la alcaldía de Iribarren.

“Recientemente, logramos arrimar en alianza con otro socio productivo, 500 kilogramos de plátano a la empresa Abastecer, a un precio económico para que esta empresa los distribuya a las comunidades, y de esta forma lleguen los productos a la colectividad”.

“En estos momentos, estamos preparando los terrenos para sembrar los hijos de plátanos, que en un largo plazo, estaremos recogiendo y nuevamente arrimando a la alcaldía, e incluso a la gobernación,  porque la idea es visualizarnos en extender nuestra producción y tener cada vez un mayor alcance”, afirma la joven líder. 

Técnicas de trabajo y prevención

En cuanto a la metodología de trabajo y técnicas aplicadas en los cultivos, Raydel  expone: “Usamos abono 100 % orgánico, los productos utilizados son de origen orgánico y el humus de lombriz que los mismos muchachos han realizado”. 

En este momento, y por el tema pandemia no están laborando todos los integrantes del proyecto, con la finalidad de evitar la aglomeración y así protegerse de manera responsable contra el Covid – 19.

“Hacemos equipo entre semanas, entre cinco a diez personas para el mantenimiento de las áreas, el desmalezamiento, y todo lo que conlleva al cuidado de las áreas y las siembras, así nos alternamos y nos protegemos unos a otros”.

FRANCISCO CÉSAR MONCADA

CIUDAD BQTO

Deja un Comentario

Tu dirección de email no será publicada. Required fields are marked *

*

A %d blogueros les gusta esto: