jueves , noviembre 26 2020
Inicio / Archivo / HOY EN VENEZUELA EN CONTEXTO: El Magisterio Bolivariano en Venezuela

HOY EN VENEZUELA EN CONTEXTO: El Magisterio Bolivariano en Venezuela

Por Prof. Juan Carlos Sierra

Es un dicho popular que la Educación empieza en casa, cómo también que la Escuela es la segunda casa de los niños, por tanto, una buena formación de familia y un sistema educativo sólido son pilares esenciales en el proceso social; más aún cuando la aspiración es hacer una Revolución en contra del propio sistema hegemónico.

Es también la educación un Derecho Humano, que en muchos países se constituye en un gran negocio del cual los Gobiernos poco hablan y poco hacen por asegurar. Sin embargo en Venezuela, está contemplado en la Constitución, en su artículo 102, el principio democrático de la educación, así como su carácter de gratuidad y de obligatoriedad para toda la población.

Desde la colonia, el imperialismo Español, por medio de la iglesia católica se ocupó de construir un modelo educativo que se encargara de reproducir los valores, que a la Corona Española le interesaba, es decir, valores de una sociedad de dominados, a través de un sistema de creencias y valores que sentaba las bases para hegemonizar su ideología para los siglos venideros. 

La idea fundacional del Magisterio de 1.932, contextualizada por la feroz dictadura de Gómez y movida por el ideario Bolivariano y Robinsoniano, invocaba un gran movimiento de educadores, que proponía –entre otras cosas- deslastrarnos de las ataduras de la educación colonialista y pro imperialista. De allí que, cientos de maestros de este país fueron desaparecidos por la dictadura y mostrados como un trofeo ante los que se oponía a Gómez.

En medio del modelo privatizador Adeco-Copeyano, los maestros y sus estudiantes alzaban la voz y se lanzaron a la calle en protesta contra las medidas que el Fondo Monetario Internacional y el Banco Mundial ordenaban aplicar. Los mismos que en la década de los años ´30 luchaban al lado de los maestros, años después empeñaban el futuro del país a los Estados Unidos e imponía una nueva dictadura disfrazada de Democracia, que al igual que Gómez, asesinó a muchos maestros y estudiantes que se oponía a la entrega del País; entre ellos el Profesor Jorge Rodríguez y el joven estudiante Noel Rodríguez. 

Históricamente el sector educación, sus organizaciones gremiales, siempre han estado al lado de las luchas del Pueblo. Es admirable el esfuerzo de nuestros maestros y maestras, en medio de la batalla que libramos, ante la decisión y autodeterminación de construir nuestro propio destino sin ser una colonia o apéndice de los Estados Unidos o de cualquier otra potencia extranjera. Sabemos y reconocemos de la necesidad que tienen los maestros, al igual que todos los sectores de la vida nacional, de salarios que dignifique su trabajo y vida.

Hoy, al igual que los que vendieron la lucha de los maestros y maestras de los años 1.930 a 1.995, una camarilla de pillos, que se roban nuestros activos en el extranjero, que pidieron sanciones y bloqueo económico, que se hicieron ricos a costilla de los bienes de la República, intentan nuevamente usar a los Educadores como bandera política; subestimando no solo nuestra inteligencia, sino también, nuestra capacidad de diferenciar entre lo que representa un proyecto popular de independencia nacional y el plan entreguista y antinacional representado por Juan Guaido, Julio Borgues, Leopoldo López, entre otros.

Son estos sujetos los principales culpables de la situación que hoy vive el País y quienes convocan a protestar contra la situación económica que padecemos. ¡Que descaro!

El País afrontar una crisis y el Presidente, Nicolás Maduro lucha a diario por su superación. La superación de esta situación no requiere solo de medidas de carácter económico, sino también sociales y culturales. El magisterio Bolivariano tiene un papel estelar: garantizar la formación de calidad de las nuevas generaciones y con ello la propia continuidad de la Revolución.

El Magisterio tiene la convicción, que solo en Revolución se lograrán sus beneficios y reivindicaciones, pese a la difícil situación económica del país, el Gobierno Venezolano ha garantizado su estabilidad laboral y la gratuidad de la educación. Venezuela cuenta con un Magisterio y un Movimiento Estudiantil que defiende la educación pública y de calidad, que hará frente a las pretensiones del enemigo de la Patria, de lanzar a la calle a algunos maestros que desde la necesidad real, se encuentran descontentos. Estoy seguro que, si los maestros se van a la calle es a luchar contra los restauradores del modelo Adeco-Copeyano.

Tenemos razones de sobra para seguir apostando al proyecto Bolivariano, al sueño de Patria por el cual miles de Maestros entregaron su vida.

Por último, no podemos dejar de lado, que el día de hoy se realiza en Chile una consulta popular para aprobar la vía para cambiar la Constitución que dejó la dictadura de Augusto Pinochet. Esa lucha inicio en 2018 con las protestas del Magisterio Chileno y el Movimiento Estudiantil por obtener una educación gratuita. Mientras en el mundo los pueblos luchan por la gratuidad, el Pueblo venezolano guiado por el Comandante Hugo Chávez lo garantizaron constitucionalmente en el año 1999 y hoy gozamos del ejercicio de ese Derecho Humano.

¡Que Vivas los Maestros y Maestras de la Patria!

¡Que Vivan los Estudiantes!

Deja un Comentario

Tu dirección de email no será publicada. Required fields are marked *

*

A %d blogueros les gusta esto: