lunes , abril 19 2021
Noticias Destacadas
Inicio / De Interés / Buen vivir / VITAMINA NATURAL/ La semilla de auyama puede ser mejor que un multivitamínico

VITAMINA NATURAL/ La semilla de auyama puede ser mejor que un multivitamínico

¿Sabías que una semilla puede mejorar tu salud? La auyama es un fruto muy completo del cual se puede consumir desde la pulpa hasta la semilla, esta última esconde diversos beneficios que contribuyen a tu salud de forma sorprendente.

Una sola semilla llega a contener vitamina A, K, B3, omega 3, fibras, grasas buenas, antioxidantes, minerales como el hierro y el magnesio e incluso proteínas. Es por ello que incluirla en tu dieta diaria puede favorecer al cerebro, corazón, a la salud intestinal e inclusive a la inflamación en el organismo. 

¿A qué no sabías que incluso puede servir para atacar las enfermedades degenerativas? 

Los científicos del Instituto Tecnológico de Tuxtepec (Ittux), creen que es posible que la semilla de auyama ayude a atacar dichas enfermedades, esto debido al efecto antioxidante de los compuestos que poseen las semillas, retardan el envejecimiento celular, ayudando a reducir el riesgo de padecer distintas enfermedades degenerativas, dicha información fue dada por Cecilia Martínez Sánchez,  encargada del proyecto.

Beneficios para tu salud

Estas semillas tienen fama por sus múltiples beneficios, aunque algunos de estos no estén comprobados, entre los que destacan:

  • Por su alto contenido de zinc, ayudan con el tratamiento contra la osteoporosis; contribuye al retraso del deterioro de la densidad mineral ósea.
  • Reducen la inflamación, ayudando a las personas con artritis
  • Favorecen la salud de la próstata.
  • Disminuyen el riesgo de padecer cálculos renales.
  • Ayudan a reducir los niveles de colesterol malo, gracias a su contenido de fitosteroles.
  • Pueden brindar protección contra ciertos tipos de cánceres.
  • Funcionan como un antidepresivo, ya que contienen L-triptófano, un compuesto antidepresivo natural.
  • Favorecen la producción de serotonina.
  • Combaten los parásitos intestinales, esto por su acción antiparasitaria y antihelmíntica.
  • Son útiles en el tratamiento del síndrome de intestino irritable.

Además de esto existen otros beneficios por los que son más populares, por ejemplo:

Por su rica fibra, generan una mayor sensación de saciedad, volviéndolas una herramienta muy útil para aquellas personas que quieran hacer dieta, porque permiten reducir las porciones de los alimentos, por ende se ingieren menos calorías, lo que ayuda a la pérdida de peso.

Las fibras que contienen también ayudan a controlar la absorción del azúcar a nivel intestinal, manteniendo más estable la cantidad de azucares en la sangre, disminuyendo la ansiedad de comer.

Al ser una fuente de proteínas contribuyen al aumento de masa muscular.

Debido a su elevado contenido de antioxidantes, las semillas de auyama ayudan a proteger las células del organismo de los radicales libres, disminuyendo la inflamación, mejorando la memoria e incluso la disposición.

El zinc que contienen también beneficia a la tiroides, regulando su funcionamiento.  Además de que contribuye al fortalecimiento del sistema inmune.

Para las mujeres, consumir semillas de auyama ayuda a disminuir el dolor de vientre y los cólicos que genera el síndrome premenstrual gracias al magnesio, que actúa disminuyendo la contracción muscular y el funcionamiento de los nervios. 

También es un medicamento natural ideal para la post menopausia, por ser un Fito estrógeno natural, que ayuda a regular los bochornos, disminuye los dolores de cabeza y articulaciones. Pero sobre todo porque incrementa los niveles de colesterol bueno en la sangre.

¿Qué hay que hacer para consumirlas?

Primeramente se debe extraer la semilla de la auyama, lavarlas y posteriormente colocarlas en un plato para exponerlas al sol, cubriendo las semillas-preferiblemente con una malla-para evitar que las moscas se posen sobre ellas. Una vez que estén secas se pueden consumir.

Formas de preparación

Existe un método muy común para al preparar las semillas de auyama, que es el de tostarlas, se debe realizar el procedimiento básico de extraer la semilla y limpiarla, pero luego de hacerlo, es donde el procedimiento cambia:

1.         Hervir las semillas en agua salada: Se debe colocar el agua en una cazuela junto con una cucharada de sal. Luego hay que añadir las semillas y ponerlas a hervir con tapa durante 10 minutos. Este proceso, hace que las semillas sean más fáciles de digerir al mismo tiempo que aporta una textura crujiente que se mantiene en las semillas durante el tueste.

2.         Secar las semillas: se debe escurrir las semillas en un colador y posteriormente se deben depositar sobre papel de cocina.

3.         Extender las semillas sobre una superficie de tostado: puedes rociarlas con aceite de oliva o mantequilla con sal, incluso se puede improvisar agregándole tus especias favoritas.

4.         Colocar las semillas en el horno: la temperatura ideal es de 170°C, y las semillas deben permanecer en el horno entre unos 15 y 20 minutos hasta que estén doradas. Recuerde que hay que voltearlas cada 5 minutos.

5.         Cuando estén listas sáquelas del horno y rocíelas con sal al gusto.

Recuerde: para saber que están listas separe una semilla y ábrala. Si se oye un crujido al abrirla con los dientes es que la semilla se encuentra lista.

¿Qué espera para probarlas?

Nolyet Torres

Con información de otras fuentes

Acerca de Joselyn Figueroa

Deja un Comentario

Tu dirección de email no será publicada. Required fields are marked *

*

A %d blogueros les gusta esto: