sábado , agosto 13 2022
Noticias Destacadas
Inicio / Archivo / Chaderton y un caroreño preso en Corea del Norte
Chaderton y un caroreño preso en Corea del Norte

Chaderton y un caroreño preso en Corea del Norte

 

Vengo de una familia de poetas, no hemos producido ni un empresario. Sin embargo, yo he escrito un solo poema en mi vida, un poema muy cursi, lo escribí a los 16 años, lo llamé ¡Oh juventud!» dijo el amigo Roy Chaderton mientras conversábamos a saltos sobre la revolución soviética, la poesía venezolana y la Constituyente, en ese campo fértil de ideas floreció una extraordinaria anécdota digna de reseñar en estas páginas del Planeta Barquisimeto por su valor histórico y literario.

Resulta que el legendario diplomático venezolano tuvo su primera misión en Polonia. Allí le orientaron hacer las gestiones necesarias para interceder por la liberación de poeta Alí Lameda, que traduciendo al español las obras completas del mismísimo Kim Il Sung fue acusado de traición y espionaje en Corea del Norte. Frente a tal situación Chaderton afirma que con todo su entusiasmo juvenil se dispuso a hacer las diligencias pertinentes para liberar al polémico comunista caroreño, pero al llegar a la misión diplomática lo primero que le dijeron fue «En ese caso no hay nada que hacer» y lo rebotaron como a una pelotica de goma. No obstante el diplomático aprendió muy bien de esas experiencias y anda vengándose a cada rato rebotando a cada vez que tiene oportunidad al imperialismo norteamericano y sus lacayos, lo hace con toda la agudeza que lo caracteriza y además con el entusiasmo recargado, pues afirma que Chávez le regaló una segunda juventud.

Roy no se sacó de la cabeza aquella misión fallida, pues siempre recordó las deplorables condiciones de encarcelamiento del poeta, se dice que en sus siete años de cautiverio no pudo ni siquiera estirar las piernas por las dimensiones de su celda, Roy afirma que no estuvo encarcelado sino tapeado. Es triste imaginar así a Alí Lameda, más sabiendo que la única exigencia que hizo para su traslado hasta Pyongyang, fue hacer el viaje en el tren Transiberiano para conocer la geografía de todos los países socialistas.

Pero ¿por qué el poeta caroreño y viajero incansable, fue acusado de traición y espionaje después de militar por el comunismo en una gesta internacionalista que tuvo lugar en ciudades como París, Berlín del Este y Praga? Hay diferentes versiones, pero la de Roy Chaderton es particularmente interesante y pintoresca. Resulta que las personas como Alí Lameda, además de ser portadores de una genialidad extraordinaria, tienen un excelente humor, en resumen «era como buen venezolano, un mamador de gallo», esto lo expresa Roy lanzando una carcajada y haciendo referencia al contraste que tenemos con los norcoreanos, los cuales  «son los hombres más serios del mundo». En fin, en la conversación que cada vez se iba haciendo más divertida e ilustrativa, terminó confesándonos que Alí Lameda se carteaba con el representante del Partido Comunista de Venezuela en Moscú, Eduardo Gallegos Mancera, y en esas cartas hacia recurrentes bromas sobre Kim Il Sung, sin saber que el servicio de seguridad de Corea del Norte lo leía todo en esos tiempos en los que la realidad parecía una película de espías en donde todos querían apoderarse del mundo. Cierto es que mucho se ha dicho sobre el tema, sobretodo la prensa anticomunista quiso hacerse de la opinión pública aun y cuando el poeta nunca declinó en sus principios, pero miren como siempre surgen nuevos datos… ahora tenemos una versión donde el humor termina influyendo en el espionaje internacional.

La historia de la liberación del poeta tiene diversas versiones que incluyen en su mayoría la intervención de los presidentes Nicolae Ceausescu de Rumania, Carlos Andrés Pérez y Rafael Caldera, no obstante Roy nos da nuevos detalles. Resulta que según el diplomático hubo varias reuniones celebradas en Cuba entre el embajador de Corea del Norte y el embajador de Venezuela, Rondón Lovera. En estas reuniones se habló de la situación de Alí Lameda y terminaron acordando su liberación y el inicio de relaciones diplomática entre los dos países. Según Chaderton, Rafael Caldera dijo: «¿Cuál es el rollo? mientras Rondón le ofrecía un vino malo al representante coreano», a estas alturas no sabemos si por pichirre o por venganza. En cualquier caso, lamentablemente lo que no liberaron nunca los norcoreanos fue la obra del ilustre escritor caroreño, el cual al llegar a Venezuela se hospedo en la casa que el universal maestro de la guitarra Alirio Díaz tenía en Caracas. Fueron más de veinte años de manuscritos que abarcaban todos los géneros literarios y hoy representan una pérdida terrible para nuestras letras.

Terminada la anécdota Roy se rió y continuamos la conversación entre amigos como Christian Rodríguez, Marglorys González y Raúl Ojeda… hablamos de Chávez, de la importancia de la lealtad en una revolución, del movimiento hippie, de la poesía de Ramos Sucre, de El éxtasis de Santa Teresita de Bernini y hasta de Héctor Mujica, del cual dijo burlándose de los prejuicios de la burguesía venezolana, que “era un comunista que hablaba francés y al que escuchaban con atención”. Debo confesar que pensé que entre diplomáticos todo estaría lleno de solemnidades, como si pequeños fantasmas vestidos de negro tomaran agua en una oficina llena de cristal. No obstante, el humor del maestro Roy demostró todo lo contrario.

 

 

El pescador de Corea (Fragmento)

El pescador de Corea dice que el mar es bravo,

que son sus espumas como crisnes coléricas,

sus gotas como dardos ardientes;

sus resuellos, amargos dentellazos.

 

El pescador eterno de Corea,

el pescador de la luna de ámbar,

el pescador de la luna roja

lo dice.

 

El pescador de Corea dice que el mar

es una dulce patria infinita;

que el mar es como un suave jardín,

como una sombra deleitosa.

El pescador de Corea dice

que el mar de Corea es como un diáfano

y ondulante Jacinto.

El pescador lo dice.

 

El pescador, hijo del pescador habla del mar

como si hablara de su blusa,

como si hablara de una canción

que ya de tanto cantarse perdió todas sus palabras

 

Alí Lameda

POR DAVID GÓMEZ RODRÍGUEZ

@davidgomez_rp

Acerca de editorweb

Un comentario

Deja un Comentario

Tu dirección de email no será publicada. Required fields are marked *

*

A %d blogueros les gusta esto: